México, un campo minado

Aun si se confirma que Walmart pagó sobornos a funcionarios mexicanos, podría argumentar que no violó la ley estadounidense.
Carlos Martínez

Todavía ninguna autoridad había establecido que Walmart pagó sobornos a funcionarios públicos mexicanos, pero el valor de mercado de la firma cayó en dos días cerca de 9,500 millones de dólares (MDD) luego de la publicación de la investigación periodística de The New York Times sobre el tema. Sin embargo, el caso no fue tan sorpresivo para observadores a ambos lados de la frontera.

"México es un campo minado para las empresas con sede en Estados Unidos", dice Andy Spalding, un abogado especialista en la ley anticorrupción estadounidense. "Vimos muchos casos recientemente y veremos más en el futuro".

Los expertos legales ya se imaginan las opciones que enfrenta la cadena de autoservicios para superar el escándalo.

Quizá la estrategia más frontal sea una defensa legal.

La investigación del Times asegura que los 24 MDD que Walmart supuestamente pagó en sobornos habrían tenido el objetivo de obtener más rápido las licencias y permisos necesarios para la construcción de nuevas tiendas. Los pagos destinados a acelerar trámites de rutina -y no a evitarlos- están exentos de la Foreign Corrupt Practices Act (FCPA), la ley que prohíbe a empresas estadounidenses pagar sobornos en el extranjero, afirma Spalding.

"Quizá sí sea ilegal en México y quizá no sea ético -dice-, pero no viola la FCPA".

De todos modos, es poco probable que Walmart siga esta estrategia, ya que sólo dos empresas -Harris Corporation y Lindsey Manufacturing (que sobornó a funcionarios de la CFE)- han llevado sus argumentos a la corte en casos similares. La mayoría de las empresas acusadas de corrupción en el extranjero llegan a un acuerdo antes de ir a la corte para evitarse el escarnio, dice Mike Koehler, profesor de la Universidad Butler que por 10 años trabajó como abogado especialista en la FCPA.

Otra posibilidad es que Walmart decida argumentar en tribunales estadounidenses que sólo subcontrató a gestores para que hicieran sus trámites, sin saber que éstos sobornarían a funcionarios. Claro que tendría que probarlo.

"Dudo mucho que Walmart quiera llegar a ese punto", asegura Koehler. "Si las acciones se desplomaron sólo por las sospechas de sobornos, imagínate cuánto caerían si ejecutivos de Walmart tuvieran que defender su estrategia en la corte".

Para Koehler, lo más probable es que el asunto no se resuelva hasta que la firma termine la investigación que lanzó en diciembre sobre posibles violaciones a la ley anticorrupción en todo el mundo.

"La nube gris del escándalo flotará sobre Walmart por unos dos o cuatro años -explica-, pero al final la empresa podrá lidiar con una sola multa para todas sus operaciones globales, no una para México y otra para China y otra para otro país".

Durante su gira por EU, el presidente Felipe Calderón anunció que su gobierno realizará una investigación para detectar si existió alguna irregularidad.

"Yo creo que (Walmart) es una empresa que ciertamente ha generado muchos empleos en México y ha hecho cosas buenas -dijo-, pero lo que no se vale es hacer negocio a base de mordidas".

En el caso de Lindsey, la justicia estadounidense procesó a ejecutivos que fueron declarados inocentes por defectos de proceso y a una mujer mexicana que cumplió casi dos años de prisión por actuar de intermediaria de los sobornos.

En México, el exdirector de la CFE Néstor Moreno Díaz, acusado de aceptar un yate, un Ferrari y otros pagos irregulares, acaba de ser recapturado luego de huir el año pasado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

(Con información de Hernán Iglesias Illa)

Ahora ve
“Los países nos dan a las peores personas”, dice Donald Trump sobre migrantes
No te pierdas
×