Esperar puede ser un placer

-
Pablo Ignacio Ávalos Hurtado

En la terminal 2 del Aeropuerto Helsinki-Vantaa, la aerolínea finlandesa Finnair atiende a los pasajeros de primera clase de una manera peculiar: con masajes de piedras calientes y una piscina de aguas termales con vista a un paisaje gélido de temperaturas bajo cero.

Sólo ocho de cada 100 pasajeros son VIP, pero las aerolíneas consienten a todo lujo a estos viajeros, que representan 27% de sus ventas, dice la Asociación Internacional de Transportación Aérea. Las salas de espera que ofrecen a estos clientes exclusivos brindan servicios dignos de un hotel, con espacios diseñados para trabajar, concretar reuniones o simplemente disfrutar del jacuzzi, las habitaciones privadas, el gimnasio o los videojuegos.

En Frankfurt, Lufthansa destina una terminal entera a los 300 viajeros de primera clase que llegan a diario. Si así lo desean, los puede trasladar hasta la puerta del avión en un Mercedes-Benz Clase S, o en un Porsche Panamera o Cayenne. En 2009, la firma alemana destinó 194 millones de dólares -apenas 0.3% de sus ingresos ese año- a la remodelación de sus 28 salas VIP.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Iberia, que tiene un salón de este tipo en la terminal 1 de la Ciudad de México, asegura que los espacios VIP son "un valor añadido al viaje" del pasajero de negocios. La española destinó un monto similar al de Lufthansa a remodelar 11 de estos espacios.

Comprar boletos de primera clase o ser viajero frecuente con más de 40,000 kilómetros acumulados son garantía de acceso a diversas excentricidades: barras de bar de 14 metros, pianos programados para sonar sin ejecutante, futuristas pantallas transparentes con los itinerarios de vuelo. Quienes viajen en clase ejecutiva no pueden utilizar las salas VIP, salvo que compren un pase de un día por 30 dólares o adquieran una membresía anual con una aerolínea o con tarjetas especializadas, con costos de 2,000 a 7,000 pesos.

SALAS VIP
América
Servicio de paquetería, llamadas ilimitadas, una carta mundial de vinos y permiso para entrar con mascotas son las ventajas que ofrece American Airlines en Nueva York. Hay salas para conferencias equipadas con altavoz, proyectores LCD y computadoras con conexión. Suscripción anual: 3,960 pesos.
Admirals Club. American Airlines (aeropuerto JFK, Nueva York)
Medio oriente
Inspirado en los cuatro elementos: agua, fuego, tierra y aire, el Emirates Lounge de esa aerolínea árabe ofrece tratamientos de spa y su decoración evoca los enigmáticos paisajes del Medio Oriente.
Emirates Lounge. Emirates (aeropuerto de Dubai)
Asia
Concebido como una cálida atmósfera oriental inspirada en la orquídea y el morado –color característico de Tailandia–, el Royal Orchid Lounge está repleto de sofás y cojines de seda. Si sufres jet lag, hay duchas privadas para reanimarte antes de abordar tu vuelo.
Royal Orchid. Thai Airways (aeropuerto de Bangkok)
Ahora ve
Estos fueron los autos más vendidos en México durante 2017
No te pierdas
×