Atorada por la burocracia

La constructora no logra entrar al atractivo mercado de India, que tiene un déficit de 26 millones de casas y una creciente clase media.
Ana Gabriela Rojas

Un déficit de 26 millones de viviendas, 93 millones de casas precarias y una creciente demanda residencial en el segundo país más poblado del mundo son una fórmula mágica con que India seduce a Homex. Sin embargo, las demoras de los permisos para edificar podrían derruir el intento de la mexicana de desembarcar en la cuarta mayor ciudad india, Chennai.

Homex, la única constructora mexicana de vivienda con operaciones fuera del país, pactó en 2010 un acuerdo con Kotak Real Estate Fund-I para comprar la empresa KS Realty Constructions.

Pero el acuerdo está supeditado a que la vendedora obtenga para el 30 de junio los permisos para construir 2,000 casas de precio medio en Chennai, capital de Tamil Nadu. La ciudad tiene unos 11 millones de habitantes y uno de los mayores déficit de vivienda del país.

A cuatro semanas del vencimiento del plazo de 18 meses, Kotak Real no quiso hacer comentarios sobre la demora para obtener las licencias, fundamentales para concretar la venta a Homex.

Vania Fueyo, directora de Relación con Inversionistas de Homex, confirmó que "no se han cumplido las condiciones necesarias para iniciar operaciones, entre ellas (...) los permisos y licencias de construcción necesarios para arrancar".

"Seguimos evaluando la posibilidad de incursionar en el mercado de India", agregó Fueyo, sin entrar en detalles sobre otras opciones.

Montañas de trámites

"Hay graves retrasos en la expedición de licencias en Chennai", dice el portavoz de la Confederación de Asociaciones de Bienes Raíces y Desarrollo de India, Prakash Challa. "Están empantanados más de 500 expedientes en esta ciudad y más de 700 en Tamil Nadu".

Kotak Real no obtuvo los permisos en casi 18 meses, pero Challa advierte que hay casos en que las licencias "han demorado hasta tres años".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La lentitud de las autoridades se intensificó desde finales de 2010, cuando el gobierno comenzó a exigir a las constructoras un certificado que compruebe que el terreno que van a usar no es apto para la agricultura. Este trámite se suma a otros 18 que se exigen en Chennai (otras entidades piden hasta 60).

Además del déficit de vivienda, el crecimiento poblacional y el considerable incremento de la clase media hacen de India un mercado seductor para Homex. Sin embargo, de concretar una compra, tendrá que enfrentar a 25 grandes rivales comerciales. Cinco de ellos tienen cobertura en todo el país.

Ahora ve
Emmanuel Macron pone en marcha su plan “Make our planet great again”
No te pierdas
×