El funcionario

Endeavor, de la mano de Sergio García de Alba, entonces subsecretario para las pymes, impulsó el modelo de aceleración de negocios.
1093 picf040  (Foto: Carlos Gracián)
Daniela Clavijo López

Sergio García De Alba

"Fue una reunión histórica", dice Sergio García de Alba, quien fungía como subsecretario para la Pequeña y Mediana Empresa (Spyme) en el gobierno de Vicente Fox. A su oficina en la Secretaría de Economía llegaron el empresario Pedro Aspe y Fernando Fabre, entonces director de Endeavor México, con el objetivo de conseguir recursos del gobierno para impulsar su modelo para acelerar negocios.

En diciembre de 2004, Endeavor México apoyaba a 15 emprendedores. García de Alba, que trabajaba en el rediseño de los programas de apoyo a pymes y emprendedores, vio en la red un motor para impulsar la economía.

Entusiasmado, aceptó la propuesta, pero les dijo: "Con esto no vamos a cambiar el país". Entonces introdujo un artículo en los estatutos del Fondo Pyme que decía: "Los proyectos estratégicos que sean de alto impacto sectorial y regional pueden llegar a tener recursos hasta de 85% de la inversión que necesiten".

Las aceleradoras de empresas como Endeavor encajaban en el plan. Y la metodología de la organización y sus casos de éxito eran la garantía que avalaría el cambio, dice García de Alba, también ex secretario de Economía.

De esta manera, Fabre consiguió recursos para proyectos especiales, como mejorar las oficinas, abrir un portal informativo de negocios, imprimir libros para promover la cultura emprendedora y multiplicó las asesorías.

Desde 2002, según datos de Endeavor México, la Spyme ha aportado 12% de los recursos de la ONG.

En cada país donde opere, Endeavor debe impulsar el nacimiento de políticas públicas que ayuden a los emprendedores, explica Rottenberg.

El último logro desde la oficina de México fue colaborar en el lanzamiento del programa Mercado de Deuda para Empresas. El esquema tiene la finalidad de otorgar financiamiento a compañías en expansión o consolidación que busquen instalar gobierno corporativo y hacer una emisión de deuda en la Bolsa.

Modelo limitado

Para algunos, Endeavor tiene algunas limitaciones en su modelo: "Son muy selectivos y eso limita su crecimiento", dice Palemón González, actual asesor del Centro de Desarrollo Empresarial y Transferencia de Tecnología del ITESM y parte de la Spyme en 2004.

La explicación es que Endeavor vive de donaciones en tiempo y dinero. "Necesitamos que los mentores y empresarios que participan en el consejo sientan que hay un impacto con sus donaciones. Por eso es que somos tan rigurosos en el proceso de selección", explica Pilar Aguilar, directora de la red.

En México, existen siete modelos de aceleración nacional y uno internacional aprobados por la Secretaría de Economía, "cada uno tiene una especialidad, todos tienen virtudes y defectos, pero lo importante es que las empresas de México tengan muchas posibilidades para crecer", comenta González.

12% de los recursos que Endeavor utiliza para dar servicios a sus emprendedores  provienen del Fondo Pyme.

219 proyectos de emprendedores han sido apoyados entre Endeavor y la Subsecretaría para las Pyme.

3,785 empleos creados a través del programa de Empresas Gacelas en el que participa Endeavor México.

Ahora ve
China y Trump ponen la tensión en la reunión de la OMC en Argentina
No te pierdas
×