Siguen los precios caros

-
Víctor Iglesias

En el sector de alimentos, 2011 fue un año de insumos encarecidos. Hubo alzas significativas en granos que incluso llegaron a estar cerca de máximos históricos.

El maíz alcanzó 7 dólares por bushel (25.40 kg), 100% por encima de su precio en 2010, mientras que el trigo llegó a 8, de acuerdo con Miguel Mayorga, analista de GBM.

Estas alzas reducen la rentabilidad de empresas como La Moderna y Bimbo, que tienen por insumo fundamental el trigo. "Tardan en transmitir estos costos al precio final de sus productos terminados", explica el analista.

Liliana Conde, de Grupo La Moderna, señala que el incremento en el precio del trigo fue de alrededor de 25% durante 2011, lo que influyó en el precio final de pastas alimenticias, harina suave y sémola de trigo. Esto generó una caída en la demanda de estos productos en el mercado de 1.5% con relación al año anterior.

Además, señala, algunos productos están sufriendo una baja en la demanda por migración a alimentos más sanos, como las pastas para frituras, cuya colocación en el mercado cayó 16%.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Este año, algunas empresas regresaron a sus planes de expansión, teniendo en cuenta las oportunidades en mercados naturales como Canadá y Estados Unidos.

Por ejemplo, Bimbo consolidó su presencia en Estados Unidos y Europa al adquirir Sara Lee, y en Argentina, con Fargo. Por su parte, Sigma, tras adquirir Bar-S en Estados Unidos, avanza con sinergias para la distribución en el mercado estadounidense. Sigma alcanzó 22% de las ventas totales de su corporativo, Alfa.

Ahora ve
El papel que juega Corea del Sur en la histeria actual por el bitcoin
No te pierdas
×