A prueba del dólar

Prepárate. No dejes que el tipo de cambio hunda tu compañía.

La crisis en Europa mantiene una gran incertidumbre sobre lo que va a suceder con la economía internacional. Esto, combinado con las elecciones en México y Estados Unidos, ha llevado a que el peso mexicano presente una caída significativa frente al dólar. Tan sólo en el primer semestre de 2012 se ha devaluado 15%.

En este escenario, las empresas deben tener un plan de protección que les permita no sólo enfrentar los cambios radicales en las cotizaciones, sino también evitar tener que usar los recursos con los que cuentan para crecer y desarrollarse en el pago de imprevistos en sus deudas o de productos extranjeros encarecidos que, en el peor de los casos, podrían hundirlas.

Esto podría sucederle a Axtel, que, de acuerdo con datos de Alexandre García, analista de Accival, tiene 90% de su deuda expuesta al dólar y sufre por las fluctuaciones del tipo de cambio. La situación de la compañía de telecomunicaciones es grave pues, según también comentan Sergio Rodríguez y Natalia O'Byrne, analistas de Fitch, la empresa tiene protección para hacer frente a los intereses de su deuda, pero no para el monto original solicitado en préstamo.

 Ante una situación en la que de una mañana a la siguiente el dólar puede elevarse y con él, la deuda de la compañía, los directivos deben aprender a manejar y hasta saber aprovechar los cambios. "Es relevante que las empresas tomen acciones al respecto, principalmente en materia de vigilancia de sus finanzas, ya que todo apunta a que esta situación se mantendrá", advierte Carlos Hermosillo, analista de      Banorte-Ixe.

Empresas de construcción, vivienda, agricultura y algunas de telecomunicaciones (las poco capitalizadas) deberán vigilar, de forma estricta, el tipo de cambio, pues son más vulnerables a las variaciones de las condiciones económicas, considera Eduardo Uribe, analista de Standard & Poor's.

Uribe agrega que empresas de esos ramos no se han recuperado del shock económico de finales de 2008, pues se mantienen altamente endeudadas y con poco efectivo disponible. El pago de intereses o liquidación de pasivos en moneda extranjera absorbe la mayor parte de sus utilidades, por lo que les es más complicado hacer frente a los movimientos en el mercado de divisas.

Para enfrentar una modificación drástica en el tipo de cambio:

1. Revisa la salud de tus finanzas

Las finanzas de una compañía son como el cuerpo humano, considera Federico Hernández, socio de la Práctica de Finanzas Corporativas de KPMG: tienen signos vitales que hay que vigilar para ver si el tipo de cambio las está enfermando.

El primer indicador es la evolución de las ventas. Una devaluación del peso generará mayores ingresos para una empresa exportadora, pero si es una importadora deberá subir sus precios para mantener su nivel de ingresos y, probablemente, prepararse para que éste baje.

El margen operativo muestra la rentabilidad de la compañía al reflejar las eficiencias en materia de costos y gastos. Un encarecimiento de insumos importados por la apreciación del dólar generará márgenes menores.

Otro indicador que hay que seguir es la liquidez, que da cuenta de la capacidad de la empresa para cubrir sus obligaciones a corto plazo. Si la disponibilidad de recursos es poca y la empresa tiene pasivos en moneda extranjera, puede tener problemas graves para enfrentar sus pagos.

2. Vigila lo que sucede en los mercados financieros

Mantente al día sobre las noticias que podrían afectar el mercado cambiario y, por lo tanto, las operaciones con divisas de tu compañía. Sin embargo, no caigas en la paranoia: no todos los movimientos influyen de igual manera en la economía mexicana.

Diversos bancos y portales de información de noticias financieras, CNNExpansión, por ejemplo, difunden datos sobre la evolución de la economía mexicana e internacional que las empresas pueden consultar periódicamente, incluso sin la necesidad de contratar servicios especializados.

3. Usa un swap de divisas

Puedes compensar las posibles pérdidas generadas por las fluctuaciones del tipo de cambio a través de la venta y compra simultánea de una moneda por otra.

La primera operación se realiza a un precio y la segunda, en una fecha futura, a otro, pero se acuerdan al mismo tiempo, ya que están destinadas a compensarse entre sí.

De este modo, estableces un precio fijo determinado para tus divisas que no se verá afectado por el tipo de cambio al momento del pago. "A menudo recurren a ellos las entidades para ayudar a financiar sus balances de dinero y los inversionistas para cubrir sus posiciones", dice Saxo Bank en un reporte.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

4. Utiliza las opciones sobre divisas

Son un ‘seguro' a través del cual la empresa establece un tipo de cambio específico pagando una cuota, que le permite estabilidad al momento de hacer transacciones actuales o a futuro. Esto evita la incertidumbre sobre el tipo de cambio para el momento en que la empresa quiera realizar una operación. Hay que considerar que, como cualquier otra póliza, este ‘seguro' tiene fecha de vencimiento.

EN LA LÍNEA
La depreciación del peso frente al dólar representa malas noticias para la empresa de telefonía Axtel, pues podría obligarla a renegociar el pago de uno de sus préstamos, lo cual podría generarle un gasto mayor.
Los pagos de su deuda han absorbido recursos importantes, pues recientemente la compañía afirmó ante analistas que durante el primer trimestre realizó un pago por 33 millones de dólares.
De acuerdo con su reporte oficial, Fitch ve probable que Axtel pueda negociar una exención temporal para uno de sus préstamos. Sin embargo, esto puede poner presión adicional a la flexibilidad financiera de Axtel.
Ahora ve
Sobrinos de la primera dama venezolana son sentenciados a 18 años de prisión
No te pierdas
×