Los 100 empresarios más importantes

Los empresarios mexicanos traspasan las fronteras y convierten a sus compañías en verdaderas firmas globales. Buscan nuevos mercados para crecer sus ingresos.

Tras una crisis financiera mundial, la lógica empresarial parecería apuntar hacia una disminución de costos y un freno a la expansión, pero Carlos Slim, nuevamente número uno del ranking de este año, decidió salir de compras justo en tiempos difíciles.

El hombre más rico del mundo no es el único que aprovechó la coyuntura financiera para expandir sus operaciones en el extranjero.

Los empresarios de este listado ya no ven el mercado mexicano como su única fuente de ingresos. Ahora buscan en el exterior incrementar sus ventas, posibles empresas que comprar o alianzas que forjar.

Parece que lo mejor está por venir para la economía nacional y las empresas mexicanas. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe mantiene su proyección de crecimiento de 4% de la economía mexicana este año.

Luego de décadas, las exportaciones nacionales de manufactura están por encima de las chinas, según un estudio escrito por Marco Oviedo, economista en jefe de México para Barclays. "Creemos que este cambio probablemente será estructural y persistente", indica el documento. En 10 años, México podría arrebatarle a Brasil su lugar como la mayor economía de América Latina, de acuerdo con la firma japonesa de servicios financieros Nomura.

La solidez de la economía mexicana permite que los empresarios puedan continuar e, incluso, acelerar su expansión global.

En los últimos años, las empresas nacionales invirtieron miles de millones de dólares para adquirir compañías estadounidenses. De 2006 a 2011, Estados Unidos recibió 58,349 mdd de inversión directa de México, según cifras del Departamento de Comercio de Estados Unidos.

"Cuando las empresas ya cuentan con una posición dominante en el mercado interno, tienen que recurrir a otros mercados en el extranjero", explica Rubén Cruz, director de Fusiones y Adquisiciones de KPMG México.

Las internacionales

Varias empresas mexicanas han logrado dar el salto hacia la internacionalización. Bimbo, América Móvil y Cemex son ejemplos obvios. Pero la lista es mucho más amplia.

En junio pasado, América Móvil concretó la compra del operador virtual estadounidense Simple Mobile y llegó a poseer 27.73% de acciones de la holandesa KPN. Además, adquirió 5% de las acciones de Telekom Austria y una vez que obtenga la autorización de los reguladores de ese país, se hará de otro 16%. Luego de absorber Telmex y Telmex Internacional, América Móvil ya es la mayor compañía de telecomunicaciones en el mundo por tamaño de infraestructura, según el banco de inversión UBS. Es el quinto operador de telefonía móvil más grande y el noveno en términos de ventas y EBIDTA.

Aunque América Móvil es el claro ejemplo de la globalización de las empresas mexicanas, FEMSA, comandada por José Antonio Fernández (posición 3 del ranking de este año), también incrementó su expansión. En 2011, FEMSA adquirió Grupo Industrias Lácteas de Panamá, Grupo CIMSA y Grupo Tampico. Actualmente el objetivo de la refresquera es incursionar en el mercado filipino, que incrementaría en 20% su volumen de ventas, de acuerdo con reportes de Banorte-Ixe Casa de Bolsa.

Por otra parte, Roberto Servitje (posición 5 del ranking) y su hijo Daniel (lugar 7) convirtieron a Grupo Bimbo en la panificadora más grande del mundo, luego de adquirir las operaciones de Sara Lee en Estados Unidos, España y Portugal y las de Fargo en Argentina.

La empresa asegura que su operación en Estados Unidos será casi cuatro veces mayor a lo que era hace cuatro años.

Mexichem, de Antonio del Valle (posición 17), tampoco se queda atrás. En 2011 adquirió la planta Showa Denko en Japón y este año concluyó la compra de la holandesa Wavin. En agosto, el conglomerado mexicano anunció la posibilidad de forjar una alianza con la estadounidense Occidental Chemical Corporation para construir una planta de etileno.

Otro que miró más allá de sus fronteras fue Fernando Senderos (posición 31), quien dirige Grupo Kuo. El conglomerado industrial -con ventas anuales cercanas a 1,800 mdd- exporta a 70 países. Pero quiere más: en agosto del año pasado, compró Fresherized Foods, con lo que completó su portafolio de salsas en Estados Unidos.

A inicios de 2012, la autopartera Tremec, subsidiaria de Grupo Kuo, adquirió los activos de la belga Hoerbiger Drivetrain Mechatronics.

Gruma, del recién fallecido Roberto González (posición 12), es la productora de tortilla y harina de maíz más grande del mundo, con presencia en 113 países. El año pasado, compró las estadounidenses Casa de Oro Foods y Alburquerque Tortilla Company, así como la rusa Solntse y la turca Semolina.

"La expansión inorgánica en los mercados internacionales de Gruma se ha dado a través de pequeñas adquisiciones", dice un reporte de la casa de bolsa Actinver. "Con esto pone un pie dentro de nuevos mercados para comenzar su consolidación".

Viento en popa

El desempeño de las empresas mexicanas a corto y mediano plazo se vislumbra positivo. "Estamos en una mejor posición que la mayoría de los países desarrollados", dice Carlos López, analista del boletín Tendencias Económicas y Financieras. "Las empresas mexicanas tienen administraciones muy profesionales y eso les da mucha solidez".

De hecho, los acuerdos comerciales le permiten a México tener acceso a los mercados extranjeros y una entrada preferencial a más de 40 países, explica Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (amia). Esta industria es la muestra más clara de un sector de la economía nacional que atraviesa por un momento de bonanza y de reconocimiento internacional.

El año pasado, México produjo 2.69 millones de vehículos y exportó 2.14 millones de autos. Se convirtió así en el octavo productor a nivel mundial y el cuarto exportador, según datos de ProMéxico y la Secretaría de Economía.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Este año, la amia estima que se enviarán al extranjero 2.3 millones de unidades (10% mas que en 2011), lo que impulsará los sectores de autopartes y acero, en los que participan empresas como Industrias Peñoles, de Alberto Baillères (posición 2), Kuo, Grupo Acerero del Norte, de Alonso Ancira (lugar 41), y SanLuis Rassini, de Antonio Madero (posición 64).

"La perspectiva que México tiene ante el mundo es muy positiva debido a la fortaleza de su economía y a la solidez financiera de las multinacionales mexicanas, (a las) que ante la debilidad de los mercados externos, les resulta atractivo salir de compras y expandir sus operaciones", comenta Cruz, de KPMG México. Actualmente, el reto -de acuerdo con este experto- es que las multinacionales mexicanas se multipliquen y cada día sean más los integrantes del ranking de ‘Los 100 empresarios más importantes de México' que conquisten mercados extranjeros.

Ahora ve
Estos ‘huevos revueltos’ son preparados sin huevos
No te pierdas
×