Nuevo amanecer

Animados por la estabilidad interna, los emprendedores tailandeses se aventuran al exterior con renovados bríos.
Yoolim Lee / Bloomberg Markets

En medio del alboroto del Foro Económico Mundial sobre Asia Oriental en Bangkok, en mayo pasado, Thapana Sirivadhanabhakidi, sucesor de un imperio que abarca desde la fabricación de cerveza hasta bienes raíces, se levantó de su asiento durante una entrevista al ver pasar a la primer ministro de Tailandia, Yingluck Shinawatra. Le hizo una reverencia y le dijo "Sawatdeekhrap" ("hola", en tailandés).

Shinawatra, elegantemente vestida con un traje oscuro y rodeada de su entorno de ministros, se detuvo para retribuir el saludo y la sonrisa. Sirivadhanabhakidi, de 37 años, es un abierto defensor de la primer ministro. Dice que la paciencia, tolerancia, encanto, amabilidad y flexibilidad de Shinawatra han ayudado a reestablecer la estabilidad política en Tailandia desde su llegada al gobierno en agosto de 2011. "Ella representa el suave poder de Tailandia", dice Sirivadhanabhakidi.

Thapana reanuda su conversación sobre el tema de la expansión en el extranjero a la cual se ha dedicado su empresa, Thai Beverage, el mayor fabricante de cerveza y de destilados de Tailandia, que tiene como meta a Myanmar (anteriormente conocida como Birmania). La transformación política del país vecino ha dado a las empresas tailandesas la posibilidad de llegar a un mercado de consumo de más de 60 millones de personas.

Por separado, en lo que representa su mayor adquisición, Thai Beverage comunicó en julio que acordó pagar 2,200 millones de dólares (mdd) para comprar una participación de 22% en Fraser & Neave con base en Singapur, accionista de Asia Pacific Breweries, fabricante de la cerveza Tiger. Thapana, uno de los hijos del millonario Charoen Sirivadhanabhakdi, que hizo su fortuna vendiendo cerveza y whisky barato en Tailandia, dice que está en negociaciones para establecer fábricas de cerveza y de bebidas destiladas en Myanmar con un socio local, con lo cual Thai Beverage pasaría a ser uno de los productores más grandes en ese país.

El plan de Thapana refleja una creciente tendencia de las empresas tailandesas por expandirse más allá de sus fronteras.

Después de superar todos los obstáculos de la crisis global de crédito de 2008 y las devastadoras inundaciones del año pasado -y ahora cargadas de efectivo, experiencia en la región y conexiones comerciales importantes- las empresas tailandesas están mirando al exterior en busca de oportunidades en mercados de consumo promisorios y prácticamente sin explotar tales como Camboya, Laos, Myanmar y Vietnam.

El productor de carbón Banpu, la empresa de energía PTT, Siam Cement y Thai Union Frozen Products  son algunas de las empresas tailandesas que han invertido un total de 20,400 mdd comprando activos en el extranjero desde 2008 -año en que las empresas tailandesas, aprovechando la crisis, comenzaron a invertir más dinero fuera del país- hasta el 18 de julio. Esto, en contraste con sólo 1,400 mdd de inversión en el extranjero entre 2003 y 2007.

Hambre de negocios

La explosión de consumo en Asia fue aprovechada por varios emprendedores con base en Tailandia para convertirse en multimillonarios. Uno de ellos es Dhanin Chearavanont, de 73 años, cuya familia es la más rica de Tailandia. Su imperio empresarial, Charoen Pokphand Foods, con un valor de mercado de 8,500 mdd al 9 de julio, obtiene un 39% de sus ventas en el extranjero en países como China y Vietnam, entre otros.  Otro emprendedor es el multimillonario de origen indio Aloke Lohia, dueño de la empresa más ambiciosa de Tailandia, Indorama Ventures, el mayor productor de tereftalato de polietileno, mejor conocido como pet, una resina de plástico empleada en una variedad de productos de consumo desde cepillos de dientes hasta botellas.

Lohia dice que Tailandia es una buena plataforma para los negocios internacionales. En enero el gobierno redujo la tasa impositiva corporativa de un 30% a un 23% y seguirá cayendo hasta un 20% en 2013 y 2014. La economía tailandesa, la mayor en el sudeste de Asia después de Indonesia, es un extraño destello de luz en medio de la oscuridad provocada por la profundización de la crisis europea, del enfriamiento del crecimiento económico en Estados Unidos y de la posible desaceleración de Brasil, China e India.

En mayo el banco central de Tailandia elevó su proyección de crecimiento para 2012 a un 6% cuando en marzo era 5.7%. La economía se expandió en el primer trimestre gracias a que empresas propiedad de puntales industriales como Honda Motor, con base en Japón, reanudaron su producción en Tailandia y la demanda local se reavivó luego de las peores inundaciones de la nación en casi 70 años. En abril la producción manufacturera tuvo un alza por primera vez en ocho meses.

Sin embargo, a pesar de todas las optimistas evaluaciones, el país se enfrenta a la creciente competencia de tener que lograr inversiones en otros países. A principios de este año, Morgan Stanley realizó una encuesta a 109 empresas extranjeras con exposición a Tailandia. El 63% de las empresas encuestadas respondió que planeaban reducir o mantener sus inversiones en Tailandia, mientras que sólo un 37% dijo que tenía intenciones de incrementarlas.

Conflictos internos

La incertidumbre política sigue siendo desalentadora para los inversionistas. Según el Reporte 2011-2012 de Competitividad Global del Foro Económico Mundial, Tailandia está en el lugar 39 de 142 naciones, un nivel menor que el año pasado y tres lugares más abajo que el año anterior.

Tailandia se vio sacudida por violentas protestas desde que el ex primer ministro Thaksin Shinawatra fue depuesto por un golpe de Estado en 2006. Los partidarios de Thaksin realizaron manifestaciones que concluyeron en enfrentamientos con los militares y dejaron más de 90 muertos en 2010. Thaksin, de 63 años, vive fuera del país desde que huyó de una sentencia por abuso de poder que lo condenó a prisión en 2008.

En julio, la Corte Constitucional de Tailandia dijo que si el gobierno de Yingluck quiere introducir modificaciones a la constitución del país, primero debe llamar a un referéndum nacional. La decisión de la corte impulsó la compra de acciones de las empresas, ya que los inversionistas consideraron que no existía la amenaza de enfrentamientos políticos inminentes. Los aliados de Thaksin dicen que las enmiendas se elaborarán para aumentar el poder de las autoridades electas, mientras que los oponentes sostienen que forman parte de una estrategia para permitir el regreso a Tailandia del ex premier.

Yingluck, la hermana de 45 años de Thaksin, ha prometido gobernar al país con un espíritu de compromiso para reconciliar a los partidarios de su hermano y a sus opositores. "Tengo que ser justa con todos, no sólo con mi hermano", dijo a Bloomberg TV en mayo y ha dado pasos para mejorar las relaciones con los militares y el Palacio.

Al expulsar del gobierno a Thaksin, el alto comando militar sostuvo que los delitos cometidos por el primer ministro -delitos que él niega- habían sido, entre otros, faltarle el respeto al rey Bhumibol Adulyadej. En mayo, Yingluck anunció que donaría tierra de su familia valuada en 20 millones de bahts (645,000 dólares) al rey, que llegó al trono en 1946 y que a los 84 años es el jefe de Estado con más años en el poder en el mundo.

El reino relativamente próspero de hoy tiene poco en común con el país, cuya devaluación en julio de 1997 desató una crisis financiera que se extendió por toda Asia. En aquel momento el gobierno abandonó la paridad del baht con el dólar estadounidense y se profundizó el déficit por cuenta corriente. En 1997, el baht se devaluó 82% y el índice de precios al consumidor (IPC) cayó 55%. Ese mismo año, en agosto, Tailandia acordó con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un paquete de rescate por 17,200 mdd con la condición de cerrar 56 pequeñas empresas financieras en problemas y de revisar la ley de quiebra, entre otras. Tailandia terminó de pagar el préstamo al FMI en 2003, un año antes de lo acordado.

Progreso evidente

En mayo, durante su primer viaje al exterior en 24 años, el cambio económico en Tailandia inspiró a la líder del movimiento democrático de Myanmar Aung San Suu, recientemente electa como miembro del Parlamento. Mientras que Myanmar seguía siendo un país  aislado y pobre, la capital tailandesa se cubrió de un manto de glamour. Ahora la ciudad estaba plagada de elegantes restaurantes, bares de moda y hoteles de lujo en medio de los eternos templos budistas.  

La ganadora del premio Nobel de la Paz de 67 años, que fue liberada de su arresto domiciliario en noviembre de 2010, dice que cuando volaba a Bangkok de noche en esa ocasión, se quedó asombrada por el contraste entre la ciudad y la ex capital de su país. "Hace treinta años, la imagen al aterrizar en Bangkok no hubiese sido muy diferente a la llegada a Rangoon", dijo a los delegados del Foro Económico Mundial. "Me quedé fascinada con las luces porque acababa de dejar una Burma con cortes de energía"

Uno de los beneficiados con el progreso del cual fue testigo Suu Kyi es Lohia de Indorama. Luego de ver cómo caían miles de empresas durante la crisis entre 1997 y 1998, Lohia, de 53 años, dice que encaminó su empresa hacia el rumbo de la expansión internacional para diversificar el riesgo.

En 2002 estaba buscando financiamiento para su primera adquisición fuera del país: Tiepet, una empresa fabricante de resina de pet de Asheboro, Carolina del Norte, que no estaba operando.

Lohia dice que un amigo banquero de Bangkok le aconsejó que no comprara esta empresa porque muchas compañías tailandesas habían tenido malas experiencias en el extranjero. Le señaló el caso de Unicord, una empresa tailandesa de atún enlatado que quebró unos años después de adquirir a su rival estadounidense Bumble Bee Seafoods Inc. por 283 mdd en 1989. Lohia continuó con su emprendimiento y hoy Tiepet, rebautizada StarPet, es una de las 39 fábricas que tiene Indorama en 15 países para la fabricación de productos como el pet que le venden a Coca-Cola y a PepsiCo  para hacer botellas de plástico y a Procter & Gamble para sus pañales desechables.

Indorama comenzó a cotizar en la bolsa de valores de Bangkok en febrero de 2010. La participación del 66% de la familia Lohia fue valuada en 2,700 mdd al 9 de julio de 2012.

A los 29 años, Lohia llegó a Tailandia por casualidad. En 1988 su padre, que dirigía una exitosa empresa textil en Indonesia, envió a su hijo menor a Bangkok para que averiguara más sobre el negocio del poliéster. Dos décadas más tarde, Lohia está en proceso de establecer una fábrica en Nigeria, que será una de las productoras de pet más grandes de África.

En 2011, Indorama fue calificada como la empresa química número 62 entre 1,917 en términos de sus ventas anuales.

Lohia dice que su meta es convertir su empresa en una de las 15 del ramo más importantes del mundo en 10 años. "Esto nos emociona y nos impulsa a trabajar hasta el límite de nuestras fuerzas".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Si bien hay dudas sobre el futuro político de Tailandia, que eligirá a 76 de 150 miembros del senado en marzo de 2014 y la parte baja del Congreso en julio de 2015, Lohia dice confiar en que el país se asentará con la estabilidad necesaria para estar a la vanguardia del crecimiento en los próximos años.

"Tailandia ha sido extremadamente buena conmigo y lo agradezco", dice Lohia. "Y estoy aquí para quedarme".

FUERTE EMPRENDIMIENTO
Muchos emprendedores se hicieron millonarios en Tailandia aprovechando la explosión del gasto de consumo en Asia.
Multimillonario Empresa Plantas / oficinas en el exterior Principal acuerdo de F&A Ganancias anuales en 2011
Alohe Lohia Indorama Ventures (plástico, madera) 15 países, entre ellos Indonesia, Italia, Reino Unido y Estados Unidos 795 mdd de 2012 6,100 mdd
Dhanin Chearavanont Charoen Pokphand Foods (alimento para animales, productos alimenticios) 12 países, entre ellos China, India, Rusia, Turquía, Vietnam 20,200 mdd de 2011 6,800 mdd
Charoen Sirivadhanabhakdi Thai Beverage (cerveza, whisky) China y Estados Unidos 2, 200 mdd 4,300 mdd
Kraisron Chanksiri Thai Union Frozen Products (atún en lata, mariscos congelados) 9 países, entre ellos Francia y Polonia 884 mdd de 2010 3,200 mdd
FUENTE: Bloomberg.
Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×