Dinero barato para empresas

La confianza en México es un imán para el capital extranjero. A mayor liquidez, menor tasa de interés.
Rosario Torres y Tomás de la Rosa

Las mejores condiciones macroeconómicas de México respecto de otros países o regiones, una transición presidencial ordenada y señales de que habrá reformas estructurales para dinamizar el crecimiento en el país son un imán para el capital internacional. La mayor liquidez es el detonador para que empresas mexicanas contraten más deuda para adquisiciones o para reducir sus costos de fondeo.

"Es mucho dinero el que está entrando" a México, dice el director general adjunto de Planeación Estratégica y Promoción de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), José Manuel Allende. En cuatro meses, detalla, la tenencia de bonos gubernamentales ("m") en manos de extranjeros aumentó de 57,000 millones de dólares (mdd) a 70,000 mdd.

La llegada de capital extranjero se complementa con el ahorro interno. La mayor liquidez permite a las empresas contratar deuda con menor tasa de interés y plazos más largos de hasta 30 años.

La deuda es para "compras o adquisiciones a nivel internacional de otras compañías", dice el director ejecutivo de Análisis y Estrategia Bursátil del Grupo Financiero Ve por Más (Vx+), Carlos Ponce.

Datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) lo confirman. En el primer semestre del año, México retomó la posición del mayor inversionista en la región con alrededor de 11,500 mdd. Desplazó a Chile, que en 2011 fue el país que más invirtió fuera de sus fronteras.

La liquidez del mercado permitió que algunas empresas recortaran el costo financiero (intereses pagados de los préstamos recibidos) de niveles de 17% a 9%, según Ponce. "Para una empresa -enfatiza-, una diferencia de 2 o 3 puntos base es muy significativa".

Mexichem aprovecha

"Hoy es momento de aprovechar las menores tasas de interés", afirma el subdirector de Análisis en la casa de bolsa Accival-Banamex, Arnulfo Rodríguez.

El ejemplo más reciente de quien aprovechó la situación del mercado es Mexichem. A mediados de septiembre intentó colocar 1,000 mdd en deuda de largo plazo y recibió solicitudes por 14,000 mdd. Esto motivó que colocara 750 mdd a 10 años con tasa de interés de 4.875% -casi la mitad de la estimada por Ponce- y otro tramo de 400 mdd a 30 años con tasa de interés fija de 6.75%.

"Con la reestructura de deuda, el promedio de vencimientos pasó de 4.1 a 10.3 años", dice el director de Relación con Inversionistas de Mexichem, Enrique Ortega. La tasa de interés promedio bajó 30 puntos base, lo que representa un ahorro anual de 7 mdd.

Además del ahorro en el costo financiero por la menor tasa de interés, en los próximos tres años la empresa no tiene vencimientos importantes, agrega Ortega. "En ese periodo tenemos un espacio de liquidez muy importante para la empresa".

En octubre, Mexichem vendió acciones por 15,600 millones de pesos, unos 1,200 mdd. Esto hace pensar a Fernando Bolaños, analista en el Grupo Financiero Monex, que "el nuevo capital podría ser utilizado para una potencial adquisición de una empresa".

Las compañías mejor valuadas por su menor riesgo crediticio "tienen mayor acceso al mercado", dice la directora de calificaciones de empresas en Standard and Poor's, Patricia Calvo.

Mexichem recibió una calificación de deuda de AA, que significa "muy alta calidad crediticia".

Hay más empresas que recurrieron al mercado para contratar deuda a largo plazo con menores tasas de interés, explica Allende: BBVA Bancomer, con 9,300 mdp, Red de Carreteras de Occidente (propiedad de Goldman Sachs y Empresas ICA), con 8,500 mdp, Bimbo, con 5,000 mdp, Grupo Carso, con 5,000 mdp, Holcim con 4,000 mdp, entre otras.

Todas estas operaciones se traducen en un mayor crecimiento de la economía, dice Víctor González, socio fundador del despacho de ingeniería financiera i-Structure.

"La mayor liquidez del mercado, al final de cuentas, se transforma en activos -explica-. En activos  productivos, empleo y crecimiento económico".

México, país estable

La fortaleza del mercado mexicano, comparado con otros países, es resultado del aprendizaje de las crisis recurrentes del pasado. Con la crisis económica de 1995, se consolidó la autonomía del Banco de México (obtenida en abril de 1994), se reformuló la ley para los sistemas de ahorro para el retiro (Afores) y ahora una parte de su portafolio de recursos se tiene que invertir forzosamente en el mercado bursátil.

"En general, nos encontramos en una etapa de estabilidad en México", comenta el director de análisis económico de la consultora CAPEM OEF, César Castro. "Esto atrae liquidez del resto del mundo".

"México es de los pocos países que conservan crecimiento económico a un buen nivel", agrega.

La encuesta del Banco de México entre economistas privados considera que la economía mexicana crecerá 3.85% en 2012 y 3.53% en 2013. El pronóstico de la Reserva Federal de Estados Unidos para su economía es de entre 1.7 y 2.0% de crecimiento en 2012 y de entre 2.5 y 3.0% en 2013.

En general, dijo HSBC en una respuesta por escrito a Expansión, hay una mayor credibilidad en la política monetaria del país. El manejo prudente de las finanzas públicas y la transparencia de la política cambiaria "también apoyan al desarrollo del mercado local de renta fija", agregó. Esto genera una mayor estabilidad de precios y, a la vez, "da mayor confianza a inversionistas locales y extranjeros".

Otro elemento positivo es la señal de un relevo presidencial ordenado y los primeros indicios de que el Congreso y el Poder Legislativo podrían trabajar en las reformas necesarias para potencializar el crecimiento de México.

"Con la reforma laboral, es posible que en los próximos meses o el próximo año estemos viendo otro tipo de reformas, como la energética u otras -comenta Allende, de la BMV-. Si eso se da, el crecimiento de 4% que se vislumbra se incrementará".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los analistas consultados coinciden en que el mercado recibió "muy bien el cambio de estafeta" presidencial. "El brazo capitalista de la economía tiene confianza", dice González, de i-Structure.

El menor costo del dinero, además de adquisiciones, también se ve en la recompra de acciones propias o en mejores dividendos para los accionistas.

Ahora ve
El demócrata Doug Jones vence al candidato de Trump al Senado de Alabama
No te pierdas
×