Contexto internacional (1105)

Qué, quién y por qué en la economía y los negocios globales.
Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

ÁFRICA
Nuevo territorio
Las empresas brasileñas desembarcan en el continente cargadas de capital y experiencia.
Economist Intelligence Unit
En el caluroso norte de Mozambique, la minera brasileña Vale excava carbón cerca de la aldea de Moatize. La mina pueda generar 4,000 toneladas por hora, pero los ferrocarriles y los puertos no dan abasto. Vale trabaja para exportar el carbón a través de Malaui y OAS Constructora, otra empresa brasileña, construye un nuevo puerto en Nacala, 1,000 kilómetros al noreste, con ese propósito.
El continente es una parte importante del futuro de Vale, dice emocionado Ricardo Saad, jefe de la empresa en África. No es el único entusiasmado. El continente necesita infraestructura y Brasil tiene muchas empresas de construcción. África tiene abundantes petróleo y minerales, el país sudamericano cuenta con las compañías para extraerlos.
En 2001, Brasil invirtió 69,000 millones de dólares en África. Esa cifra aumentó a 214,000 millones para 2009.
Al principio, las firmas brasileñas se concentraron en los países de habla portuguesa, Angola y Mozambique en particular. Hoy se extienden por el continente.
Hasta ahora, unas pocas grandes empresas se imponen. La mina de Vale en Mozambique es su operación más grande fuera de Brasil. Odebrecht construye en África desde 1980, participó en la represa de Capanda, en Angola, y erigió el primer centro comercial en la capital, Luanda. En Ghana, OAS, una filial de Camargo Corrêa, edifica vivienda social. Andrade Gutierrez, otra constructora, trabaja en puertos, vivienda y proyectos de saneamiento en Angola, Argelia, Congo y Guinea. Petrobras bombea crudo en Angola y Nigeria y busca más en Benín, Gabón, Libia, Nigeria y Tanzania. Las empresas de consumo ven un mercado creciente.
Brasil aún disfruta su luna de miel en África, dice Oliver Stuenkel, del Global Public Policy Institute. Sin embargo, el gigante sudamericano debería aprender de los errores de otros. Con el protagonismo de la minería, existe el peligro de que sea visto como un nuevo poder colonial.
 
India pelea por su nota
Durante el segundo periodo de Palaniappan Chidambaram como ministro de Finanzas, en 2007, India obtuvo un aumento de su calificación crediticia. Hoy, en su tercer periodo en el ministerio, debe evitar un desplome.
Tanto S&P como Fitch advirtieron que podrían bajar la nota debido al lento crecimiento, la falta de reformas y el alto endeudamiento. El grado de inversión es útil si un país como India tiene un déficit de cuenta corriente y espera atraer extranjeros para financiar vastos proyectos de infraestructura en la próxima década. Si el ministro consigue recortar los niveles de endeudamiento, salvará la calificación de su país.
 
MEDIOS
Los periódicos contra Google
Algunos diarios buscan que Google News pague por las noticias que publica.
Economist Intelligence Unit
Como “cleptómanos de contenido” calificó Rupert Murdoch a Google y otros motores de búsqueda en 2009. Hoy, periódicos con problemas de liquidez quieren presionar en la justicia a los compiladores de noticias.
En Alemania, los legisladores estudian ampliar la protección de los derechos de autor a los extractos de artículos que aparecen en los resultados de los motores de búsqueda, lo cual permitiría a los editores cobrar por ellos. Google es el principal blanco: algunos ejecutivos de diarios dicen que se beneficia al exhibir su material en su compilador de noticias, Google News. Una ley similar se propuso en Italia y periódicos franceses, austriacos y suizos quieren lo mismo.
Regalar el título y la primera frase de un artículo supuestamente disuade a los lectores de hacer clic en la página web del periódico para leerlo completo. Sin embargo, Google dice que direcciona 4,000 millones de clics a sitios web de noticias cada mes. Google ha dicho que pagar por los artículos podría “poner en peligro su propia existencia”. Pero su respuesta más probable sería retirar de sus resultados de búsqueda los periódicos de los países en cuestión. Eso afectaría los medios que dependen del tráfico de los buscadores.
Google News no es universalmente importante. En octubre, más de 150 periódicos brasileños optaron por salir del compilador con el argumento de que deberían ser remunerados. El tráfico de los diarios se redujo apenas en un 5%.
En cualquier caso, la presión legal podría verse superada por los cambios en los modelos de negocio. La mayoría de los periódicos evita cobrar a los usuarios con la esperanza de aumentar el número de visitantes, pero esa idea está cambiando. El modelo emergente, que utilizan The Economist y The New York Times, consiste en algunos artículos gratis que atraigan a los lectores, pero éstos tienen que pagar si quieren más.
 
En las fauces del ratón
Algunas de las compañías de medios que compró Walt Disney Company
Fecha Compañía Valor en millones de dólares Descripción
Octubre 2012 Lucasfilm 4,100 Franquicia estelar a un precio galáctico
Agosto 2009 Marvel Entertainment 4,200 Compañía de cómics
Enero 2006 Pixar 7,000 El estudio de animación fundado por Steve Jobs
Julio 2001 ABC Family Worldwide 5,200 Canal de televisión familiar
Julio 1995 Capital Cities/ABC 19,500 Disney se convierte en la compañía de medios más grande del mundo. Aún lo es.
 
La agonía de los anuncios en línea
Aparecen sin previo aviso, desvían la atención y obstruyen las pantallas. Los usuarios tienen muchas razones para rechazar los anuncios en línea y les resulta fácil hacerlo. Aunque los ingresos globales de publicidad en línea aumentaron 22% en 2011, los sitios web que dependen de vender la mirada de sus espectadores están preocupados. Cerca de 9% de las visitas procede de navegadores con software para bloquear anuncios, como Adblock Plus, descargado casi 180 millones de veces desde 2007.
Till Faida, cofundador de Eyeo, propietario de Adblock Plus, acepta que los anuncios son necesarios para pagar el contenido. Los usuarios de su aplicación pueden optar por permitir “anuncios aceptables”. Sin embargo, para muchos usuarios, el único anuncio aceptable es el que no se ve.
 
ENERGÍA
Escenario impensado
Estados Unidos está en camino de producir todos los combustibles que necesita.
Economist Intelligence Unit
Hasta finales de 1950, Estados Unidos producía todo el carbón, petróleo y gas natural que sus ciudadanos podían consumir. Pero a medida que éstos se hicieron más ricos y compraron autos grandes como ballenas, el país comenzó a chupar combustible más allá de sus fronteras. Hoy representa casi una quinta parte del consumo energético mundial. Puede que China sea el mayor consumidor del mundo, pero cada estadounidense quema tres veces y media más energéticos que el ciudadano chino promedio.
La demanda se duplicó desde la última vez que Estados Unidos fue capaz de satisfacer sus necesidades energéticas a partir de fuentes internas. Sin embargo, hay una creciente convicción de que puede volver a hacerlo. Durante la campaña presidencial, los dos candidatos sugirieron que la “independencia energética” estaba al alcance. La idea ya no es descabellada. El 12 de noviembre, la Agencia Internacional de Energía (IEA, en inglés) pronosticó que Estados Unidos podría convertirse en el mayor productor mundial de petróleo en 2020, por encima de Arabia Saudita y Rusia. También podría ser más o menos autosuficiente en materia de energía para el 2035.
Gracias a un auge de la energía no convencional, el país podría producir 11.1 millones de barriles por día en 2020. La perforación en capas de esquisto ha hecho que sea casi autosuficiente en gas natural. Tanto gas se ha extraído que su precio se desplomó y los perforadores empezaron a utilizar la misma tecnología para extraer petróleo, que sigue costando más.
Además de que más crudo estadounidense brota de la tierra, y los biocombustibles y el gas natural llenan más tanques, los autos son cada vez más eficientes. Así, la demanda disminuye: para 2035, la IEA prevé que las importaciones estadounidenses de petróleo desciendan a un tercio de su nivel actual. Para entonces, el país exportará la misma cantidad de energía en carbón y gas.
Muchos estadounidenses estarían encantados de no depender de países extranjeros para conseguir petróleo y gas. Pero los precios del crudo están determinados por la oferta y la demanda global y el gas va por el mismo camino. Estados Unidos quizá será autosuficiente, pero no independiente.
 
Última frontera
Los entusiastas inversionistas occidentales llaman a Myanmar la última frontera. Tras el final de la mayoría de las sanciones económicas internacionales contra un régimen que era sinónimo de represión, están listos para aprovechar las oportunidades que ofrece un país de 60 millones de habitantes enclavado entre India y China.
Sin embargo, los riesgos abundan. El poder judicial es raquítico y el sistema financiero, arcaico. Muchos esperan que la nueva legislación sobre inversión traiga claridad y orden. El presidente Thein Sein ratificó la ley el 2 de noviembre, pero el veredicto final debe esperar la traducción oficial al inglés, que podría tardar meses.
 
JAPÓN
La lección de Toyota
Mientras los hombres ultraortodoxos estudian el libro sagrado, sus mujeres trabajan.
Economist Intelligence Unit
Hace más de tres años, Akio Toyoda, entonces el nuevo CEO de Toyota, dijo que el fabricante de automóviles estaba al borde de “la irrelevancia o la muerte”. Golpeado por malas noticias a raíz de la crisis mundial, el retiro de productos y enormes pérdidas, no respondió con una masiva reorganización, sino con una estrategia simple: fabricar autos que fuera divertido conducir. De ahí, según él, vendrían las ventas y ganancias.
Hoy, la recuperación gana terreno. El 5 de noviembre, Toyota elevó su pronóstico de ganancias netas a un máximo de cinco años de 780,000 millones de yenes (9,800 millones de dólares). No son beneficios récord, pero contrastan con los de Honda y Nissan, que recortaron sus previsiones en un quinto. Los nuevos líderes de Sharp, Panasonic y Sony deben mirar a Toyota con envidia. En conjunto, se espera que sus empresas hayan perdido más en los últimos cinco años de lo que han ganado en 20.
Sharp está en el peor escenario. Standard & Poor’s recortó aún más su calificación hasta territorio basura. S&P cree que Panasonic y Sony tienen balances más sólidos, pero también sufren de exceso crónico de inversión en la fabricación de televisiones y pantallas que arrojan pérdidas.
¿Hay alguna lección que puedan aprender de Toyota? Los analistas dicen que la industria de electrónicos está mucho menos diferenciada que la automotriz. Sus imperios tecnológicos están tan diseminados que es más difícil reducir costos con economías de escala. Y están muy ligados a Japón para mudarse a lugares más baratos.
Sin embargo, Toyoda tiene una enseñanza: podrían poner más ímpetu en fabricar productos que los consumidores disfruten. Eso es lo que hacen sus competidores en Corea del Sur y en Estados Unidos. Pero están demasiado ocupados para meditar al respecto.

Sección elaborada con información de Bloomberg Markets, Financial Times e Infoestratégica.

Ahora ve
México es la cuna de la nochebuena, la flor de la Navidad
No te pierdas
×