Guerra de patentes

Las compañías tecnológicas abusan del sistema legal, dice Microsoft.
Brad Smith de Microsoft  (Foto: Gilberto Contreras)
Leonardo Peralta

En 2003, la empresa mexicana Ifone registró su marca sin saber que, años más tarde, tendría que defenderla ante un titán de la tecnología como Apple y su exitoso celular iPhone.

En 2009, la compañía fundada por Steve Jobs pidió al Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) la anulación del registro de Ifone, con el argumento de que su marca se parecía mucho a la del teléfono. Tras una larga batalla legal, el IMPI negó la petición de Apple.

Lo cierto es que en el mundo de la tecnología este tipo de litigios se ha convertido en asunto de todos los días. "Debemos establecer mecanismos que permitan dirimir estos asuntos sin llegar a los tribunales", dice Brad Smith, vicepresidente de Asuntos Legales y Corporativos de Microsoft. En 2011, Microsoft se enfrascó en demandas de propiedad intelectual con Motorola Mobility, Barnes & Noble, Foxconn e Inventec.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Aunque normalmente son empresas asiáticas o estadounidenses las que entablan juicios por violación de patentes o licencias, por lo general estos diferendos se resuelven en tribunales locales, como en el caso de Ifone, dice Smith.

Ante el surgimiento de los llamados patent trolls -empresas que adquieren patentes sólo para demandar a otras por violar su propiedad intelectual-, Microsoft decidió asumir la defensa de quienes desarrollan programas para los sistemas operativos de la empresa.

Ahora ve
Sierra Leona vende ‘el diamante de la paz’ en 6.5 millones de dólares
No te pierdas
×