¿Una o dos cabezas?

Además de innovar en las microfinanzas, Compartamos lo hace en la gestión.
Los editores

Uno de los principios básicos de administración es lo que los académicos llaman la Unidad de Mando, que significa que sea una persona quien tome las decisiones sobre el trabajo de un equipo o de una organización. De esta forma se evitan confusiones y que haya fuerzas que dirijan los esfuerzos del grupo en sentido opuesto. Creíamos que esto sucedía o se pretendía que sucediera en todos los casos, hasta que conocimos el de Compartamos y sus fundadores, Carlos Labarthe y Carlos Danel.

¿Se puede compartir el poder al más alto nivel? ¿Es posible que 17,000 empleados tengan claro que la compañía tiene dos líderes y esto no cause confusión? Quizá sea verdad que dos cabezas piensan mejor que una, pero ¿qué pasa cuando no piensan igual?

Conocer el caso de Compartamos fue revelador porque nos descubrió una empresa innovadora y audaz en más de un sentido. Ya sabemos que en el rubro de las microfinanzas Compartamos convirtió una actividad marginal en México en una industria con presencia en el mercado de valores. Su modelo de negocios, criticado por el creador de este esquema, Muhammed Yunus, ha mostrado su capacidad para generar ganancias y, en esa medida, hacer sostenible el otorgamiento de más créditos.

Los editores decimos que ExpansiónCEO es la revista de los "cómos", y cuando averiguamos cómo lo hizo Compartamos descubrimos que también llevó esa innovación al plano administrativo al romper con el principio de la unidad de mando y mantener dos cabezas al frente del grupo: Labarthe y Danel, primero como fundadores, más tarde como codirectores y, finalmente, como copresidentes.

Nos hemos acostumbrado a que los grandes duetos corporativos tengan el mismo tipo de relación que tienen algunos superhéroes de historieta. Un Robin que le reporta a un Batman o un Kato que le hace de chofer a El Avispón Verde.

Cuando se encuentran dos personas con atributos tan complementarios como Labarthe y Danel -uno más emocional y el otro más analítico y reservado-, vale la pena pensar si juntos pueden funcionar como un solo cerebro. En la historia de liderazgo compartido de los Carlos que les ofrecemos en este artículo de portada hubo una figura central: Alfredo Harp Helú, el experimentado banquero. No es casual. Él tiene una relación parecida a la que tienen los fundadores de Compartamos con Roberto Hernández, su socio de toda la vida.

Creemos que aún son pocas las empresas y los ejecutivos que se animan a probar esquemas tan democráticos como una dirección o una presidencia compartidas. Sin embargo, nos llama la atención que en el concurso ‘El Emprendedor del Año' de Expansión suele haber participantes que emprenden en conjunto. Esperamos que esta historia sirva e inspire a quienes hoy viven lo que Labarthe y Danel vivieron hace más de 20 años.

Optimismo (casi) desbordado

Vaya euforia que estamos viviendo en el país con este arranque de año y de sexenio. México se vuelve a poner de moda en el mundo y hacia dentro del país se respira optimismo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Nuestra editora invitada en esta ocasión, Louise Goeser, la presidenta y directora para Mesoamérica de Siemens, le da su propia interpretación: los indicadores fundamentales del país están muy sólidos y las fortalezas de México destacan aún más frente a la crisis que todavía se ve en buena parte de los países desarrollados.

Por eso en esta sección, Goeser recomienda una serie de textos que nos pueden servir de guía para los desafíos que aún deben enfrentar las empresas del país, como la innovación y la implementación de políticas de buen gobierno corporativo.

Ahora ve
México, EU y Colombia dialogan para combatir en conjunto el consumo de drogas
No te pierdas
×