Bienvenida la oportunidad

Cuando disminuyeron las posibilidades de expansión, la bolsa de Berlín aprovechó las nuevas leyes del mercado y se aventuró al mundo.
INSEAD Knowledge

Por mucho tiempo, Börse Berlin (la Bolsa de Valores de Berlín) era conocida como un pequeño refugio para los inversionistas regionales. Entonces llegó la Directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros (en inglés, MiFID) de la Unión Europea en 2007.

Al armonizar las regulaciones de inversión en toda Europa y permitir a los países de origen expedir ‘pasaportes' para las empresas nacionales que buscaban expandir las ofertas de servicios financieros dentro de la Unión Europea, la directiva abrió nuevas alternativas de expansión para los mercados más pequeños. Börse Berlin vio en esta regulación una oportunidad que no dejaría pasar: crecer y hacer dinero llegando a inversionistas y operadores de Bolsa de toda Europa.

Al salir audazmente de su zona de confort, la Bolsa de 327 años adquirió el control de la plataforma de negociación de acciones Equiduct con sede en Londres. Lo consiguió a través de la compra de acciones de la misma y estableció una relación estratégica con los bancos de inversión Citadel Securities y Knight Capital Group, para convertirse en un mercado digno de respeto.

Su estrategia de nicho de ofrecer la mayor variedad posible de acciones extranjeras, reafirmada con la introducción de tecnología de última generación de Equiduct, tenía como meta atraer a operadores de alta frecuencia.

"Gracias a esta decisión logramos mucha más credibilidad", aseguró Arthur Fischer, ceo adjunto, en una entrevista en sus oficinas de Berlín. "Ahora cuando visito clientes no tengo que convencerlos de que tengo proveedores de liquidez en la plataforma que pueden ofrecer a los inversionistas minoristas un servicio excelente, ya que ellos mismos son parte de la iniciativa".

La plataforma de negociación de acciones Equiduct, que se desarrolla en el segundo mercado regulado de Berlín, es fundamental para la estrategia de crecimiento de Börse Berlin. Hoy en día, la empresa es la meca para los pequeños inversionistas europeos y para quienes buscan una manera más sencilla de cotizar en Bolsa.

Un problemilla costoso

Pero no todo ha sido color de rosa. Las grandes expectativas de los operadores de alta frecuencia -que aprovechan pequeñas diferencias de precios y emplean computadoras de alta velocidad capaces de ejecutar cientos y hasta miles de operaciones por segundo- flaquearon a principios de agosto cuando un software de Knight Capital en Estados Unidos desató, por error, un frenesí de órdenes de compra. Este error le costó a la empresa 440 mdd.

Börse Berlin no estuvo directamente afectada, porque Knight era inversionista de Equiduct. Pero de todos modos cayó la confianza del mercado europeo.

En su propio mercado interno, Börse Berlin sufre la presión de Frankfurt Deutsche Börse y otras bolsas que controlan las dos plataformas de compensaciones más grandes de la Unión Europea para operaciones transfronterizas.

En la región de Berlín, los clientes de Börse Berlin pueden realizar operaciones en el mercado Xontro -un conjunto de siete bolsas alemanas regionales que comercializan una amplia variedad de acciones, bonos, certificados de acciones, fondos cotizados (ETF) y materias primas cotizadas (ETC) de todo el mundo-, un nicho pequeño e ignorado por la mayoría de los grandes mercados de valores.

Xontro ofrece también apertura para empresas más pequeñas que tendrían problemas en cotizar en otros mercados. Hoy, casi todos los valores de NASDAQ  se comercializan en Berlín, junto con numerosas emisiones de Europa del Este, China, Sudáfrica y, más recientemente, de Movest Group, de Mongolia, que dirige la lotería nacional de ese país. En total, Börse Berlin ofrece a los inversionistas locales y extranjeros de la Unión Europea unas 15,000 acciones de empresas de 82 países diferentes. BNP Paribas, Bally Technologies y Fuji Electronics son algunos ejemplos.

"Tenemos mayor rotación con los clientes franceses en instrumentos franceses que Deutsche Börse (la Bolsa de Valores de Frankfurt) -dice Fischer-. Y lo mismo sucede con las acciones italianas, con las acciones británicas y con las de Benelux".

En general, el volumen operado por Xontro y Equiduct es ahora de aproximadamente unos 200 millones de acciones diarias, en comparación con 1,720  millones operados por NASDAQ. Fischer considera que hay potencial de crecimiento aquí, a pesar de la caída general en el volumen de acciones mundiales en este año a niveles cercanos a los de 2008.

Fischer reconoce que los pequeños inversionistas tienen más aversión al riesgo dado el escepticismo sobre los mercados de capital, la crisis financiera continua, las cargas de deuda de la zona del euro, la corrupción y los problemas informáticos, como los de Knight en agosto.

"En 2008 tuvimos la crisis financiera y muchos inversionistas se dieron cuenta de repente que no sólo tenían que lidiar con el riesgo de mercado, sino también con el riesgo de la contraparte", dice Fisher.

Recuperar la confianza

En un esfuerzo por recobrar la confianza de los inversionistas, Fischer resalta el compromiso de Börse Berlin con la letra pequeña de la MiFID, con la Autoridad Federal de Supervisión Financiera de Alemania (BaFIN) y con su propio estricto código de conducta. Pero esto es algo que, dice Fischer, los mercados deberían hacer por sí solos. Las decisiones del gobierno de regular los mercados financieros podrían provocar efectos no deseados.

A fines de junio de 2012, los políticos alemanes  agregaron algunas enmiendas al proyecto de ley del Sistema Monetario/Pacto Fiscal Europeo ante el Parlamento, una de las cuales exige un impuesto de 0.1%  para las transacciones de acciones, bonos y contratos de derivados dentro de la Unión Europea.

La Comisión Europea considera que el nuevo impuesto podría servir para recaudar hasta 57,000 millones de euros por año. Algunos estados de la Unión Europea, como Reino Unido, Luxemburgo, los Países Bajos y Suecia, se oponen tenazmente.

"Siempre el que pagará será el cliente final", advierte Fischer. "Es muy difícil aislar los costos para que sólo sea el banco quien tenga que pagar. El impuesto a las transacciones financieras terminará ampliando los diferenciales y, en cierto modo, removerá la liquidez de los mercados, lo cual será una desventaja para el cliente minorista".

A pesar de todas sus estrategias visionarias de inversión, Börse Berlin no tiene planes de ofrecer eurobonos, el instrumento paneuropeo creado con el fin de aliviar la presión de los países de la región en problemas que pagan altos rendimientos sobre los bonos soberanos.

"Sólo se logrará que los países tengan disciplina en sus presupuestos si están con la preocupación de tener que pagar una alta tasa de refinanciamiento si necesitan endeudarse", señala Fischer.

En cuanto al crecimiento futuro, llegará, pero no por adquisiciones. "Las bolsas de valores tienen que crecer orgánicamente, no pueden simplemente comprar", precisa Fischer.

TRAS LAS MINORÍAS
Algunas empresas encuentran su nicho en un mercado pequeño pero muy especializado, en vez de ir detrás de los consumidores masivos.
Mahindra & Mahindra aprovechó su experiencia en producir pequeños tractores en India para expandirse dentro del mercado de cuidado de pastos y campos de golf en Estados Unidos y Australia.
Haier, empresa de electrodomésticos, decidió especializarse primero en pequeños refrigeradores para utilizar en habitaciones o en vinaterías y apenas después se expandió.
FUENTE: Strategy & Business.
Ahora ve
AMLO se encuentra con Delfina Gómez en su gira por el Estado de México
No te pierdas
×