Contexto internacional (1109)

-

 

AUSTERIDAD
Metamorfosis celta
¿Es Irlanda un modelo de ajuste en la Unión Europea?
Economist Intelligence Unit
Los carteles en el aeropuerto de Dublín promocionan The Gathering, un año de eventos que pretende convocar a la diáspora irlandesa a regresar a la isla, cuya respuesta tradicional a sus problemas es emigrar.
Más allá de la indignación, la emigración ofrece una válvula de escape económica y social. Redujo la tasa de desempleo y la carga sobre el gobierno. Y puede explicar por qué los irlandeses han sido menos rebeldes contra la austeridad que, por ejemplo, los griegos.
Muchos acusan al primer ministro Enda Kenny de ser demasiado servil, en particular con Alemania. Él prefiere aprovechar su imagen como buen alumno de la periferia para obtener mejores condiciones para el rescate de Irlanda. El país, dice, es “un caso único y especial”.
Irlanda tiene buenos argumentos para que lo consideren un modelo de ajuste a través de la austeridad y la reforma estructural. Después de sufrir una quiebra bancaria e inmobiliaria, alcanzó sus objetivos de reducción de déficit y la economía crece, aunque lentamente, en contraste con la disminución en la atribulada periferia de la zona euro. Sin embargo, el éxito no está garantizado.
Durante su presidencia de la Unión Europea, Kenny debe mostrar a los europeos que su gobierno puede dirigir imparcialmente. Pero a sus ciudadanos debe demostrarles que está aprovechando la oportunidad para darles un alivio ante la situación económica.
 
Impuestos polémicos
MMX, una minera de Eike Batista, uno de los hombres más ricos de América Latina, enfrenta una enorme demanda por impuestos atrasados en Brasil. Para Batista, el reclamo por 1,800 millones de dólares (mdd), o cuatro veces las ventas de MMX, es “infundado”. Las agencias fiscales solicitaron recientemente más de 3,000 mdd en impuestos no pagados a las empresas, lo cual aumentó su frustración con el laberíntico código tributario del país. Los polémicos reclamos fiscales también afloraron en India, donde Vodafone recibió un “recordatorio” de las autoridades fiscales para pagar 2,000 mdd en impuestos retroactivos, en un caso que la compañía creía enterrado tras un fallo a su favor el año pasado.
 
ENERGÍA
El repliegue argentino
Un tímido retroceso en la política del gobierno.
Economist Intelligence Unit
En noviembre, un fallo en la red eléctrica de Buenos Aires dejó el palacio presidencial, el Congreso y a millones de residentes sin electricidad por horas. Cientos de miles intentaban llegar a casa sin semáforos ni metro.
Los apagones son el resultado de una política energética que impulsa el consumo y dificulta la inversión. Las tarifas de electricidad y gas natural están prácticamente congeladas desde 2002. El objetivo inicial —ayudar a la economía a recuperarse del colapso— se cumplió hace mucho tiempo. Pero el crecimiento económico promedio de 7% anual durante la última década y la persistente inflación han desequilibrado el mercado energético.
El gobierno subsidió los costos de las empresas de energía en más de 10,000 millones de dólares (mdd) en 2011, el año en que Argentina se convirtió en un importador neto de energía por primera vez desde 1984, al acumular una factura de 9,400 mdd.
La presidenta Cristina Fernández encontró un chivo expiatorio en la española Repsol, que poseía 75% de la petrolera YPF. Repsol había anunciado hallazgos de gas de esquisto en la Patagonia, pero el gobierno la acusó de canalizar los beneficios a dividendos en lugar de exploración y desarrollo y en mayo nacionalizó 51% de YPF.
La nacionalización no tuvo el efecto que el gobierno quería, lo cual lo llevó a una política de modesto repliegue. Anunció que las tarifas de electricidad para los clientes residenciales aumentarán hasta 72% y que las compañías energéticas pueden empezar a vender la producción adicional de gas natural en boca de pozo.
Fernández tiene poco margen de maniobra. Mayores aumentos arancelarios impulsarían una tasa de inflación que alcanzó 26% en 2012, lo que a su vez provocaría huelgas y descontento. Un acuerdo con Repsol, que demandó al gobierno, supondría un gran costo en dinero y en orgullo presidencial.
 
Arreglar los puertos brasileños
“Las consecuencias de que un envío llegue a Brasil con documentación incompleta o inexacta son demasiado horribles de considerar”, advierte una empresa de transporte a sus potenciales clientes. Según el Banco Mundial, importar un contenedor al gigante sudamericano cuesta el doble del promedio de la ocde. Puede que todo eso no cambie de la noche a la mañana, pero el gobierno es consciente de la necesidad de mejorar la infraestructura, y recientemente agregó los puertos a la lista. Prometió gastar más de 27,000 millones de dólares en los próximos cinco años, 17 veces la inversión federal en los puertos durante la última década.
 
INTERNET
El misterioso señor Ma
El principal emprendedor del comercio electrónico en China renuncia sorpresivamente.
Economist Intelligence Unit
“Internet pertenece a los jóvenes ... a los 48, yo ya no soy ‘joven’ para el negocio de Internet”. Con estas palabras, Jack Ma, el fundador y director ejecutivo de Alibaba, la empresa de comercio electrónico más grande de China, anunció que se retiraría de la compañía en mayo.
A algunos les preocupa la salud de Ma, aunque no muestra ninguna señal de enfermedad. Otros sospechan que una jugada financiera de más alto alcance está en marcha y esperan más sorpresas. Todos le dan vueltas al momento de la noticia, que se produce antes de la muy anticipada emisión de acciones de la empresa.
Alibaba, una compañía privada, no ha confirmado aún cuándo saldrá a Bolsa. Pero un acuerdo que alcanzó en 2012 para volver a comprar la mitad de la participación de 40% en la firma de Yahoo! otorga incentivos financieros para que lo haga antes de terminar 2015.
Una visión caritativa es que otro magnate, Bill Gates, inspiró a Ma. El fundador de Microsoft también se retiró del día a día de su empresa en su mejor momento, mantuvo alguna participación pero se dedicó a la filantropía. El relato oficial sugiere que Ma hará algo similar.
Se convertirá en “presidente ejecutivo”, seguirá involucrado en estrategia y desarrollo de talentos, mientras se dedica a sus intereses en educación innovadora y buenas prácticas empresariales.
Para dar a los jóvenes directivos más responsabilidad, la firma anunció una reestructuración que divide Alibaba en 25 grupos. Es probable que antes de mayo nombren a alguien de la compañía como nuevo CEO. Todo esto, dicen algunos, ayuda a prepararse para una eventual emisión de acciones.
Quizás, pero no todos están convencidos. Basta imaginar cuánto más desordenada habría sido la oferta pública inicial (OPI) de Facebook si Mark Zuckerberg se hubiera hecho a un lado la víspera de la emisión.
Cuando Alibaba salga a Bolsa, una gran parte de las razones por las cuales los inversionistas estarían dispuestos a pagar es la magia de Jack Ma. ¿Estarán dispuestos a hacerlo si él no controla con firmeza el timón?
 
Blackberry juega sus cartas
Después de la presentación de BlackBerry 10 con el que se juega su futuro, la firma de teléfonos celulares —que cambió de nombre de Research in Motion a BlackBerry—, lanzó la nueva versión de su programa de gestión de movilidad. Éste fue diseñado para que las empresas puedan administrar mejor los teléfonos de sus empleados.
Uno de los grandes atractivos de los BlackBerry para los departamentos de tecnología era la capacidad para administrar y asegurar los dispositivos de los empleados con el software de la compañía, pero esa ventaja se perdió a medida que sus rivales desarrollaron aplicaciones más avanzadas dentro de su oferta. Como respuesta, el último programa añade funciones clave para detener y revertir la deserción de los usuarios corporativos de BlackBerry, como por ejemplo, una aplicación que permite separar la información personal de la laboral en los dispositivos.
Ahora ve
Gracias a la inteligencia artificial, la NASA descubre sistema de ocho planetas
No te pierdas
×