Ante todo, el mérito

Las empresas privadas pueden convertirse en el principal vehículo de movilidad social de este siglo. Para que esto ocurra su criterio de selección deberán ser los méritos de los candidatos.
Los editores

Hace unos años llegó a la redacción de Expansión un joven que recién regresaba a México luego de estudiar su doctorado en Economía en una universidad de Chicago. Quería escribir en la revista y para mostrar temas de su interés contó algunas de las conclusiones a las que había llegado con sus investigaciones en la universidad.

Uno de sus temas favoritos era la movilidad social. O, en el caso de México, la inmovilidad social. Lo resumió así: Si se nace con cierta posición social, se tienen muy altas posibilidades de que al morir se siga perteneciendo a la misma posición. Hay pocos factores de movilidad social, decía. La educación puede ser uno de ellos, como también el pertenecer a organizaciones como el ejército o la religión.

Éstas pueden ser buenas o malas noticias según la posición que se tenga. Sin embargo, para buena parte de la población, la menos favorecida, eso significa la pérdida de la expectativa de una vida mejor.

Los editores no tenemos un estudio al respecto, pero hay una intuición de que la empresa privada puede ser el principal vehículo de movilidad social de este siglo. Las oportunidades que se pueden crear ahí son infinitas, si tan sólo logramos que el principal criterio de selección sean los méritos y que la capacitación sea vista por las organizaciones como una condición que no sólo compense los problemas educativos, sino que sirva para identificar y aprovechar mejor las oportunidades que ofrece el mercado.

El ejercicio de seleccionar a 30 jóvenes cuyos méritos les hacen destacar del resto de su generación es una de las responsabilidades más altas del equipo editorial. Sabemos que al hacerlo contribuimos a configurar el rol model de un treintañero que labra su camino al éxito y que no siempre tiene otras herramientas en la vida que su esfuerzo y su talento para destacar en el mundo corporativo.

Pero también hemos reconocido que muchas empresas, sobre todo las trasnacionales, quieren presumir que ellas han sido artífices de las historias de éxito individual cuando le dan a estos jóvenes una oportunidad para desarrollar su talento.

Con eso en mente, desde hace un par de años hemos trabajado para convertir nuestra edición de 30 promesas en los 30 en la vitrina de la meritocracia más codiciada de México. Creemos que vamos por buen camino. Nos enorgullece saber que, por ejemplo, ya hay directores que toman en cuenta esta edición en sus procesos de selección para ejecutivos de alto nivel.

Entre las historias de esta edición podemos encontrar al abogado que cuida los proyectos del Banco Mundial en China, cada uno de los cuales vale más de 100 millones de dólares. Él es Alejandro Alcalá.

El caso de Carlos Arroyo, quien dejó su casa en Guanajuato a los 14 años en busca de un sueño y ahora es vicepresidente de restaurantes Vips y El Portón para Walmart México y Centroamérica.

En la lista también figura uno de los artífices de la inversión que en 2011 decidió hacer Nissan en México, Roberto Carlos Delgado, quien tuvo que exponer argumentos a favor de esta operación en videoconferencias a las 4 am con ejecutivos del más alto rango en Japón.

Denisse Guerra ayudó a duplicar los clientes de Estée Lauder en México usando las redes sociales. Augusto Arellano transformó el sector inmobiliario con la puesta en Bolsa de la primera Fibra en México. Anasofía Sánchez es la empleada número dos de Facebook en México y quien debe monetizar los 40 millones de usuarios que tiene la red social en México.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Claudia Pérez cuida que no haya clientes que laven dinero en Banamex. Claudio Pin es uno de los que decide dónde invertir 15,000 mdd en MetLife. Adolfo Babatz emprendió una firma tecnológica a lo grande y en el mejor lugar para ello: Silicon Valley. En fin, éstos sólo son algunos casos de la treintena que presentamos en esta edición.

Comentarios: opinion@expansion.com.mx

Ahora ve
Esto es lo que deja el año 2017 en América Latina
No te pierdas
×