La corrupción como estrategia

Ser corrupto puede ser la mejor opción para algunas compañías.
Hernán Iglesias Illa

Maxim Mironov, profesor de la IE Business School

Maxim Mironov nació y creció en Rusia, un país al cual califica como "extremadamente corrupto". Esto le despertó el interés por estudiar la relación entre corrupción empresarial y desarrollo económico, poco explorada por la literatura económica. Lleva casi una década publicando artículos sobre temas como la estrategia de negocios ideal en un entorno corrupto o qué impacto tienen los sobornos en la economía de un país.

¿En qué contexto la corrupción permite acelerar el crecimiento de una empresa?

Tener un CEO corrupto es benéfico para las compañías pequeñas con ingresos anuales de hasta 1 millón de dólares. Pero el efecto de estos CEO corruptos sobre el desarrollo de un país es negativo. Lo que he observado es que la propensión a la corrupción de los empleados públicos es inversamente proporcional al desarrollo de un país.

¿En qué condiciones vale la pena ser corrupto?

Si una empresa opera en un ambiente corrupto, entonces lo óptimo para ella es seguir las reglas del juego. Los gerentes corruptos de empresas pequeñas muestran un desempeño superior al de sus colegas no corruptos. Esto se debe, en parte, a un sesgo en la selección de talento. Como en los países corruptos es muy difícil hacer negocios sin corrupción, sólo los ejecutivos y emprendedores relativamente corruptos triunfan frente a la competencia.

Este efecto desaparece en las compañías más grandes, para las cuales lo más beneficioso es despedir a los gerentes acusados de pagar sobornos.

¿Existen perjuicios también para los gobiernos?

Hay muchísima corrupción en las compras del Estado. Lo que encontramos con mis colegas es, como suponíamos, que la corrupción perjudica la eficiencia de los procesos de compra. Y que los contratos de estas compras están a menudo subordinados a pagos para políticos en campaña.

¿Es efectiva la ley estadounidense que castiga la corrupción de sus empresas en el extranjero?

Creo que no está funcionando bien. Algo que ocurre a menudo es que las empresas estadounidenses contratan a intermediarios especiales para hacer el trabajo sucio de los sobornos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Conozco a varios ejecutivos de empresas multinacionales con operaciones en Rusia. Me han contado que es imposible obtener contratos del Estado sin pagar sobornos. Como no pueden sobornar ellos mismos, se buscan un socio ruso. La principal tarea de este socio es obtener contratos del Estado. Y las multinacionales cierran los ojos ante cómo sus socios rusos consiguen estos contratos.

Comentarios: opinion@expansion.com.mx

Ahora ve
Emmanuel Macron pone en marcha su plan “Make our planet great again”
No te pierdas
×