Tierras limitadas

Proteak, una empresa forestal con un modelo 100% sustentable, no podrá crecer mucho más en México.
Carmen Murillo

El CEO de Proteak, Gastón Mauvezin, lleva gafas con marco de madera. Son de la teca sustentable que la compañía produce y vende desde hace 12 años y cuyos sobrantes dona a Custom Made Projects para la fabricación de los anteojos.

Proteak, que cotiza en la BMV desde 2010, tiene un modelo de negocios 100% sustentable. Explota plantaciones de teca de tal forma que mientras tala una, siembra otra. Cada día, sus árboles capturan una cantidad de dióxido de carbono (uno de los gases causantes del cambio climático) equivalente a la que emiten 20 millones de automóviles.

Ya que la empresa necesita plantaciones maduras y jóvenes para garantizar una producción continua y reducir el tiempo en el que los inversionistas recuperan su dinero, busca continuamente nuevas tierras.

Sin embargo, el crecimiento de Proteak en México ya tiene un límite. La empresa posee 6,000 hectáreas en el país (más 1,277 en Colombia y 872 en Costa Rica) y la legislación le impide tener más de 20,000. En un futuro, la firma tendrá que crecer fuera de México.

El régimen de distribución de tierras  heredado de la Revolución Mexicana impide adquirir grandes extensiones de tierra. Por eso, el potencial forestal está desperdiciado, explica Carlos Fernández, economista del Centro Mario Molina.

"En países como Chile, hay plantaciones de 150 y hasta 200,000 hectáreas en manos de privados", dice Mauvezin. "La industria forestal en general requiere grandes escalas, fuertes inversiones y largos plazos de espera".

La Secretaría del Medio Ambiente (Semarnat) dice que busca esquemas para que las empresas exploten grandes extensiones de forma sustentable.

"Hay que cambiar de mentalidad, una hectárea de bosque aprovechado de forma sustentable te puede dejar mucho más que una hectárea de maíz", dice Juan José Guerra, titular de la Semarnat.

Ahora ve
El primer crucero ecológico y sustentable será realidad en 2020
No te pierdas
×