¿A dónde volará el pelícano de La Cómer?

Quiere cambiar su negocio tras su venta o asociación, y según analistas sólo hay dos escenarios; para los expertos la chilena Falabella sería la candidata ideal para adquirir Comercial Mexicana.
comercial mexicana  (Foto: Agencias)
Cinthya Bibian
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A través de su venta o asociación con otra empresa nacional o extranjera, Comercial Mexicana busca tranformar su negocio y hay dos escenarios posibles, según analistas: el arrendamiento de inmuebles o inversiones en centros comerciales.

De encontrar comprador o socio, luego de anunciar esta estrategia en enero de 2014, la empresa de Guillermo González Nova y Carlos González Zabalegui podría abandonar la operación de sus 200 tiendas que tiene en todo México y se dedique a vivir de la renta de sus inmuebles, dice el especialista de Banamex, Julio Zamora, a la revista Expansión del 14 de marzo de 2014.

Este esquema sería muy parecido al que adoptó Gigante en 2007, cuando vendió la operación de sus tiendas a Soriana e incursionó de lleno en el sector inmobiliario. Grupo Gigante aumentó en 100% sus ingresos en cinco años gracias a este movimiento, según su informe anual de 2012.

El modelo que le redituó económicamente a Gigante ayudaría a generar efectivo para los accionistas de Controladora Comercial Mexicana (Comerci) y así desarrollar nuevos negocios. También reduciría la carga que implica manejar los negocios de alimentos y mercancías generales, estima Zamora.

La gran diferencia con Gigante es que éste ya había desarrollado experiencia en el negocio inmobiliario, mientras que Comercial Mexicana no tiene una base de activos tan amplia y conoce poco este segmento, según el socio de servicios de asesorías Ernst & Young, Roberto Cuarón.

Desde 2013, Comercial Mexicana mostró interés en el sector inmobiliario, cuando anunció que analizaba la posibilidad de lanzar un Fideicomiso de Infraestructura y Bienes Raíces (Fibra). Hasta ese año, la empresa contaba con poco más de un millón de metros cuadrados en terrenos propios, una tercera parte de los 3.4 millones de metros cuadrados que tiene Grupo Gigante.

Del supermercado al centro comercial

Otro escenario es que Comercial Mexicana se extienda al sector de centros comerciales, un nicho pujante en el país. Y es que de 2000 a 2010, la oferta de estos establecimientos en México tuvo un aumento de 180%, de acuerdo con la consultora inmobiliaria ICSC.

“La demanda por espacios comerciales en México va en crecimiento, se estima que en los próximos 10 años se demandarán cerca de 10 millones de metros cuadrados más”, dice el integrante de la consultoría Softec, Eugene Towle.

Según el desarrollador comercial Planigrupo, el potencial de crecimiento de centros comerciales está en las ciudades más pequeñas donde se demandan espacios con autoservicios, bancos y servicios de telefonía.

“Cada cadena está viendo cómo le saca el máximo a su base inmobiliaria, con los espacios que hay es viable que busquen el mayor aprovechamiento de los espacios con los que cuentan y Comercial Mexicana no es la excepción”, dice el especialista de Deloitte, Mauricio Costernalle.

Costernalle agrega que una de las opciones pueden ser centros comerciales adaptándose a las nuevas necesidades de los lugares donde ya tienen presencia.

En su guía para el ejercicio 2014, Comerci contempla entre sus metas la búsqueda de rentabilidad del área inmobiliaria mediante inversiones en centros comerciales. Éste es un formato que ya había comenzado a explorar para aprovechar que es dueño de 80% de sus 200 locales.

“Se harán cuatro nuevos centros comerciales y se invertirá en el mantenimiento de los ya existentes. Buscando mejores retornos de inversión de esta área de negocios también se harán inversiones en varios estacionamientos”, señaló la empresa en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores en enero.

Para especialistas de Ve por Más, Actinver y Banamex, esta opción se podría concretar a través de una alianza con otra operadora, enfocándose en nuevos formatos. Esta alternativa permitiría a la empresa obtener la experiencia para desarrollar distintos tipos de negocios.

¿Qué será de La Cómer?

La oferta de venta o asociación de Comercial Mexicana se da a casi seis años después de que la empresa saliera de una de sus peores crisis, que casi la lleva a la quiebra en 2008.

Hoy, la empresa está totalmente recuperada de sus problemas de deuda y sus pasivos se redujeron significativamente por la venta de su participación en una asociación de la estadounidense Costco en 2011, según el analista de Actinver, Gustavo Terán.

La firma logró recuperar sus finanzas también en parte a una nueva estrategia de venta dirigida al segmento de ingresos medio, según fuentes de la propia corporación.

Sin embargo, necesita recursos para crecer, dice Roberto Cuarón de Ernst&Young. Durante los últimos cuatro años, creció a un ritmo máximo de 1% en materia de aperturas mientras que cadenas como Walmart lo han hecho a niveles de 10% anual.

Un informe con expectativas de Banamex revela que la empresa necesita entre 1,300 y 1,500 millones de pesos anuales tan sólo para inversión en capital de trabajo.

Tras anunciar su búsqueda de socio o comprador, han surgido los nombres de posibles interesados de entre los que destacan las nacionales Chedraui y Soriana. Pero si éstas deciden participar, la adquisición se haría por medio de un endeudamiento que sería riesgoso para ambas, dice el analista de Ve por Más, Juan Elizalde.

Por el alto precio al que se está poniendo a la venta (57,363 millones de pesos), los expertos de Ve por Más, Actinver y Banamex consideran que entre los candidatos más fuertes estaría una cadena internacional como la texana HEB, las chilenas Falabella y Cencosud y la francesa Carrefour, que salió de México en 2000.

Si bien la mayoría de estas firmas se negó a comentar al respecto, Carrefour y Cencosud dijeron a la revista Expansión que no están interesadas en el proceso de venta de la empresa.

Hasta ahora, Comercial Mexicana se ha centrado principalmente en la operación de cadenas de supermercados dirigidas a diferentes segmentos. La empresa reportó una utilidad neta de 2,236 millones de pesos entre octubre y diciembre, según el informe financiero del cuarto trimestre de 2013. Esto significa un aumento de 516% comparado en el mismo periodo de 2012.

¿El segundo intento de Falabella?

Para los analistas, una de las candidatas más probables para adquirir Comercial Mexicana es Falabella. En Chile no es un secreto que el holding pretende entrar a México desde hace tiempo. Incluso, en 2013, no pudo concretar la compra de Sanborns, del multimillonario Carlos Slim.

La compañía que inició como una pequeña sastrería masculina a fines del siglo XIX es la firma chilena con mayor capitalización bursátil y una de las principales líderes en el sector retail en Latinoamérica.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En enero de 2014 anunció su plan de crecimiento orgánico para los próximos tres años, que contempla una inversión de unos 4,100 millones de dólares (mdd) que destinará en buena parte a incrementar su cobertura regional. El 63% de los recursos servirá para abrir 157 tiendas y 15 centros comerciales en América Latina.

“Comercial Mexicana es la empresa con la situación financiera más sana en la industria del retail en México y con un enfoque que le ha permitido mejorar sus márgenes, lo que la hace muy atractiva para quien desee entrar al sector”, explica el director del Departamento de Administración, Mercadotecnia y Negocios Internacionales del Tecnológico de Monterrey, campus Santa Fe, Juan Carlos Rivera.

Ahora ve
Generar bitcoins consume electricidad suficiente para 3 millones de casas
No te pierdas
×