¿Sin hotel para Brasil? Busca favelas

Los barrios pobres se alistan ante la limitada capacidad hotelera en las sedes del Mundial; se espera que la Copa de futbol atraiga a 2.4 millones de turistas brasileños y extranjeros.
1brasil  (Foto: Getty)
Felipe Pontes
(CNN) -

Con pocos hoteles y precios por las nubes, muchos brasileños esperan ganar mucho dinero alquilando cuartos y apartamentos durante el Mundial de Futbol.

En lo alto de la favela Cantagalo, en Río de Janeiro, con una espectacular vista de las playas de Ipanema y Copacabana, Deise Franklin confía en hacer un gol de media cancha con el alquiler de no sólo los tres cuartos de su humilde casa, sino también de dos viviendas de sus parientes, publica la revista Expansión en un artículo, en su edición del 14 de marzo de 2014.

“Si los gobernantes colocaron la Copa Mundial y los Juegos Olímpicos aquí, mi papel es aprovechar”, explica Deise.

Bajando la cuesta, el hostal Casa da Teteca también se prepara para la Copa, que se jugará del 12 de junio al 13 de julio. Un cuarto con aire acondicionado que cuesta 29 dólares en la temporada alta de Carnaval será alquilado por más del doble durante el Mundial.

En Pavão-Pavãozinho, la favela de al lado, los residentes están siendo asesorados por expertos en marketing del centro de estudios de la Fundación Getulio Vargas para crear un registro de vecinos dispuestos a alquilar sus casas a los turistas. Por unos 40 dólares al día, muchos están dispuestos a mudarse a la casa de sus parientes durante el torneo.

A tres meses del pitazo inicial, el Mundial recalentó el mercado alternativo de alquileres. Y la razón es muy simple.

Según cálculos del Ministerio de Turismo, la Copa atraerá a unos 2.4 millones de turistas brasileños y extranjeros, pero la capacidad de los hoteles en las 12 ciudades sedes del torneo es de apenas 570,000 camas.

El precio promedio de un cuarto de hotel en Brasil durante el Mundial es de 304 dólares diarios.

El gobierno brasileño creó una comisión para fiscalizar los precios de los hoteles, pero el pujante mercado de alquiler de cuartos y viviendas no está regulado.

La fuerte demanda representa también una oportunidad para los sitios que permiten alquilar cuartos y apartamentos.

“Esperamos un crecimiento de cuatro dígitos, como mínimo”, sostiene Christian Gessner, director de AirBnB para Brasil.

El ejecutivo dice que la demanda de alquileres en Río de Janeiro para junio y julio ya se disparó un 2,000% con respecto a los mismos meses de 2013, a un precio promedio de 170 dólares por día.

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×