El hombre más influyente, bajo críticas

Valentín Diez es el consejero empresarial más buscado, pero incumple las buenas prácticas: expertos; sus decisiones impactan en 3.4% del PIB. También asesora universidades, museos y otros organismos.
valentin diez morodo  (Foto: Duilio Rodríguez / Revista Expansión)
Daniela Clavijo y Cinthya Bibian

Valentín Diez Morodo es el consejero empresarial más buscado de México y sus decisiones impactan en 3.4% del PIB. Participa en 15 consejos de administración y en nueve de ellos se codea con 22 de los empresarios más importantes. Los empresarios lo valoran y estiman, pero los teóricos ven conflictos de interés en su método.

Los expertos señalan que la figura de Diez Morodo en los negocios es un choque claro entre las prácticas de gobierno corporativo y la teoría que limita a los consejeros en el número de empresas donde pueden participar, publica la revista Expansión en su edición trimestral CEO de alta gestión, correspondiente a agosto 2014.

La Ley del Mercado de Valores, que establece los parámetros de gobierno corporativo en México, dice que es obligatorio que las empresas que cotizan en Bolsa tengan máximo 21 consejeros. El 25% deben ser independientes y ser seleccionados por su experiencia, su capacidad y su prestigio profesional.

En México, 82% de las empresas públicas cumple con el porcentaje de independientes, según la Encuesta de Gobierno Corporativo en México, de la consultora PwC.

¿Qué es un consejero independiente?

Pero la complejidad es encontrar y medir consejeros independientes “químicamente puros”, dice el documento. “El problema (...) reside en la forma de definir e interpretar independencia, lo que lo lleva a un terreno subjetivo”.

La regulación dice que los consejeros deben desempeñar sus funciones libres de conflictos de intereses personales, patrimoniales o económicos, y que no deben ser accionistas, familiares hasta cuarto grado, proveedores o conocer de manera cercana a los presidentes del consejo.

“No necesariamente los consejeros independientes deben ser desconocidos, pero es mejor evitar que exista una relación personal”, dice Héctor Macías, socio de Gobierno Corporativo de PwC.

“Uno deja semillas y amigos en donde trabaja”, dice Diez Morodo a Expansión y asegura que su cercanía con la élite de los negocios no le impide expresar sus opiniones. “Habemos muchos que siendo grandes amigos pensamos diferente”.

Los mismos rostros

La ley sólo establece que los consejeros independientes elegidos entreguen a la asamblea una manifestación firmada en la que declaren cumplir con los requisitos de independencia.

“La conformación del consejo de administración toma en cuenta los puntos que dice la ley, pero se hace en la forma tradicional”, comenta José Trujillo, profesor de Empresas Familiares y Gobierno Corporativo del Tecnológico de Monterrey, Campus Santa Fe.

Esto provoca que existan consejeros que se repiten en muchas empresas, señala Luisa Montes, directora ejecutiva de Ecovalores, una firma que está en el comité que evalúa a las compañías del IPC Sustentable de la Bolsa Mexicana de Valores. El análisis considera las prácticas de gobierno corporativo de los postulantes.

A los altos ejecutivos no les parece un problema que los consejeros sean los mismos. “Son experimentados, saben dónde ver y dónde preguntar”, dice Francisco Gil Díaz, presidente de Telefónica México y ex secretario de Hacienda.

Consejeros 'vitalicios'

Los códigos de mejores prácticas internacionales sugieren que un consejero no pase más de 10 años en el puesto, pues pierde la riqueza de hacer notar errores o generar valor a través de sus propuestas.

“Aquí (en México) los consejeros llegan a tener hasta 20 años en el puesto”, señala Guillermo Cruz, socio director de Asesores de Consejo y Alta Dirección.“Esto impide la generación de nuevos consejeros más jóvenes”.

En Banamex, Diez Morodo es el decano de los consejos consultivos con 27 años de participación y en Kimberly-Clark está desde hace 31 años. “Para poder opinar -dice Diez Morodo-, hay que conocer”.

Antonio del Valle Perochena, presidente de Grupo Empresarial Kaluz, asegura que, aunque la teoría diga lo contrario, los empresarios como Diez Morodo deben aportar su conocimiento al mayor número de empresas posibles. Entre los ocho consejeros independientes de Mexichem, empresa de Kaluz, se encuentra Valentín Diez.

“Ya no está enfocado en su negocio principal y, si puede dar tiempo para aportar, estamos agradecidos”, comenta Del Valle Perochena.

Otro lineamiento internacional es no estar en más de tres consejos. Sin embargo, el Código de Mejores Prácticas Corporativas, del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), creado por 12 cámaras y asociaciones, no fija un límite.

A quiénes asesora

1. AB InBev

2. Grupo Modelo

3. Kimberly-Clark de México

4. Banamex

5.  Acciones y Valores Banamex

6. International Advisory Board Citigroup

7. Grupo México

8. Grupo Kuo

9. Grupo Dine

10. Mexichem

11. Aeroméxico

12. Zara México

13. Telefónica México

14. OHL de México

15. Bodegas Vega Sicilia

16. ProMéxico

17. Bancomext

18. Comce

19. Comité bilateral México-España

20. Consejo Mexicano de Negocios

21. IMCO

22. Consejo Empresarial Hispano Mexicano

23. Universidad Iberoamericana

24. Instituto de Empresa de Madrid

25. Munal

26. Museo del Prado

27. Grupo Nevadi Internacional

28. Deportivo Toluca

29-32. Fundaciones.

Ahora ve
Al registrarse como precandidato, AMLO reitera que explora posible amnistía
No te pierdas
×