Canas al aire

En breve comenzará a operar Aeroméxico Travel, una ‘chartera’ que empleará a pilotos jubilados.
María Martínez

En 35 años, el capitán Luis Celso Domínguez (63), comandante del Boeing 757/767 de Mexicana, acumuló más de 20,000 horas de vuelo. Según las normas de Aeronáutica Civil, por su edad, tuvo que colgar las alas hace tres años. Ahora, dos hechos lo pondrán de nuevo en el aire: la nueva ‘chartera’ Aeroméxico Travel y la falta de pilotos.

Domínguez acudió al llamado de Aeroméxico Travel, que extraoficialmente comenzaría a operar el 1 de junio con tres aviones MD88 (con 150 a 160 asientos), pues la ‘chartera’ sólo contratará “pilotos de entre 60 y 65 años”, asegura Leonardo Sánchez, vocero de la Asociación Sindical de Pilotos de Aviación, que en enero, firmó, junto con el sindicato de sobrecargos (ASSA), el contrato colectivo de trabajo para la nueva aerolínea, con José Luis Barraza, presidente del consejo de Aeroméxico.

Y es que los capitanes escasean. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) estima que la industria requerirá unos 17,000 pilotos más cada año, debido al crecimiento del tráfico y al creciente número de pilotos por jubilarse; su solución: incrementar la edad de retiro de 60 a 65 años.

A la fecha, ASPA cuenta con un padrón de 200 pilotos jubilados, de ellos 40 tienen interés en seguir trabajando. Los pilotos sexagenarios tendrán jornadas laborales (y salarios) menores: sus itinerarios mensuales serán de hasta 90 horas, y en temporada baja de 20 a 30.

Para garantizar sus capacidades,  tendrán revisiones médicas más frecuentes. Si hasta los 40 años se examina a los pilotos cada 2 años y anualmente a quienes tienen de 40 a 60 años, después de esa edad se les practicarían evaluaciones semestrales.

“En un vuelo continental a Brasil, Chile o Argentina, que parte de noche y llega al día siguiente, el organismo cambia, no solo de horarios sino en nuestro sistema nervioso y digestivo, todo se ve afectado. Eso lo hacemos 4 o 5 veces al mes”, señala Domínguez.

Por lo pronto, Aeroméxico Travel (que entra a un mercado donde sólo 5% de las ‘charteras’ son nacionales, pero que crece 6% anual en promedio desde hace 15 años) inició desde el 11 de febrero su contratación de personal. Los destinos dependen de los contratos que consigan de las agencias mayoristas de viajes nacionales de EU y Canadá, pero se prevé que su principal destino sean playas como Cancún (que concentra 68% del tráfico charter). Actualmente, en México, operan 60 líneas charter extranjeras que transportan unos 2.5 millones de pasajeros en su categoría internacional.

Ahora ve
No te pierdas