Mejor muerto que viejo

-
Alonso Arreola

The Who, la agrupación legendaria, la pionera del rock operístico en su natal Inglaterra. The Who, la emblemática, nacida en 1964. La de los nombres-trabalenguas: Pete Townshend, John Entwistle, Roger Daltrey y Keith Moon (guitarra, bajo, voz y batería). Esa The Who por la que tantos lloraron tras la muerte de Moon en 1978 y de Entwistle en 2002, y tras el escándalo relacionado con pornografía infantil que persiguió a Townshend al año siguiente. Esa banda que hoy escapa del crematorio del rock con un nuevo disco y una mini ópera (Endless Wire y Wire & Glass), para recorrer el mundo y convencerlo de que su espíritu sigue intacto y el corazón latiendo.

Demediada, avejentada por su poca productividad más que por su edad, debuta en México, luego de 14 años sin grabar.

¿Ir o no ir? Ésa es la cuestión. Su música sigue siendo buena, magnífica. Dos de ellos son miembros ‘originales’. Más de 20 álbumes, momentos fundamentales como la ópera Tommy, su lugar como intérpretes que revolucionaron el rock llenándolo de un virtuosismo apasionado, éstas y otras razones nos dicen que sí, que participemos en un ‘encuentro con la historia’.

Hay que tener cuidado, pues la guitarra del frenético Townshend y la voz de Daltrey no son sólo espectáculo. Son piedras de toque a las que probablemente convenga saborear en un CD.

THE WHO
Foro Sol, 17 de marzo de 2007.
Boletos de 265 a 1,215 pesos.

Ahora ve
No te pierdas