“Disfrutaré irme”

-
Tania Lara

Es el último de seis voceros que tuvo la Presidencia durante el todavía actual sexenio. Por 14 años, Aguilar fue jesuita y estudió filosofía. En los 80 fue corresponsal de Notimex en El Salvador, donde conoció a su esposa, una periodista alemana. En 2002, el presidente Vicente Fox lo invitó a coordinar su secretaría particular y dos años después lo nombró su portavoz, un puesto que devenga una percepción ordinaria de 229,583.27 pesos, más prestaciones (dos autos, celular, ayuda de alimentos). Hoy, sólo espera que sea 1 de diciembre para dormir mejor y regresar a la vida académica.

¿Cuál es su frase favorita del presidente Fox?
Su extraordinaria capacidad de comunicación y de romper con un esquema político anticuado, conservado con pastillas de naftalina. No juega a usar la frase políticamente correcta. Yo gozo de su capacidad de romper con el establishment del viejo régimen.

¿Existe ‘Foxilandia’?
Existen los buenos resultados de gobierno.

¿Qué significan los 15 minutos de Chiapas?
El problema ya se solucionó. El Chiapas de hoy no es el mismo de 2000. Ya no es el estado más pobre del país.

¿Se comunica mejor con su esposa o con Fox?
La comunicación con Vicente Fox ha sido extremadamente fácil. La comunicación con la pareja es una aventura, nunca terminas de conocerla.

¿Dará tours por el Museo de la Presidencia?
Si se hace realidad el museo, me gustaría ser asiduo visitante a ese lugar.

¿Qué extrañará de Los Pinos?
Voy a disfrutar irme. Dejar de levantarme todos los días a las cinco de la mañana, leer todos los periódicos, estar en el shock de la adrenalina matutina, enfrentando las demandas de la prensa. Voy a dormir más.

¿Aprendió echando a perder?
Sí. Aprendí muchísimo. Desde luego que me equivoqué mucho.

¿Qué le dirá al próximo portavoz?
Es una tarea ingrata y apasionante ser portavoz.

Fue jesuita y guerrillero, ¿conserva su espíritu rebelde?
Sí. Soy absolutamente un hombre de izquierda.

Ahora ve
No te pierdas