Oficina de mujer

Higiene
Gloria Arizaga / Chicago

El mito de que las mujeres son más limpias que los hombres se derrumbó. Un estudio de la Universidad de Arizona sobre la limpieza en oficinas halló que el nivel de bacterias en las ubicaciones femeninas es tres veces más alto que el de los varones.

El estudio, que tomó muestras de 113 oficinas (59 de mujeres y 54 de hombres) en Washington DC, Los Ángeles, San Francisco, Oregón y Nueva York, revisó desde escritorios hasta bolsas de mano. Las bacterias no tienen preferencia de género cuando se trata de la superficie del escritorio y teléfono, pero en el ratón de la computadora, el teclado y los bolígrafos, el nivel bacteriano es de tres a cuatro veces mayor en los de ellas.

El porcentaje aumenta si se trata de los cajones de escritorio. Los de ellas mantienen hasta siete veces más agentes patógenos, debido a su tendencia de guardar comida ahí, explica el líder del estudio, Charles Gerba. “Además ellas cuidan a los enfermos de la familia y llevan todo tipo de bacterias al trabajo”, dice Gerba.

Los hombres no se fueron ‘limpios’. Las PDA son todo un caldo de cultivo para bacterias, pero de todo lo que hay en una oficina, las carteras fueron las peores: acumularon cuatro veces más que en las bolsas de mano. “Ellos están sobre las carteras todo el día y las mantienen calientes”, concluye.

Ahora ve
No te pierdas