Dónde invierto mi millón

-
Tania Lara

El asesor de inversiones marcaba con una ‘X’ cada respuesta y escuchaba al potencial inversionista, Ernesto Ramírez (nombre cambiado por razones de confidencialidad), empresario de 54 años, padre de tres hijos, con estabilidad económica y casa propia en la capital y en Cuernavaca. Su negocio de inhumaciones goza de una relativa reputación. “Mis clientes nunca se quejan del servicio y, por eso, todo marcha bien”, bromea.

Al año percibe 500,000 pesos y ha acumulado ahorros por 7 millones de pesos. A principios de año acudió a la distribuidora Stanford Fondos, que se especializa en atender a clientes con inversiones superiores a 1 millón de pesos. El objetivo principal de Ramírez ahora es tener un retiro decoroso.

Cuando el asesor le muestra varias posibilidades escoge la más segura. La gráfica muestra un rendimiento promedio de 8%, donde en el mejor de los casos puede ganar 30% y en el peor, perder 10%.

Ernesto Ramírez se da un tiempo para comparar los fondos con otras opciones.

Primer paso
Antes de invertir hay que pagar deudas, porque las tasas activas que se cobran son más altas que las pasivas (las que le pagaría una inversión), opina Marco Antonio Cerón, presidente del Instituto Mexicano de Finanzas (IMEF). El inversionista debe conocer su capacidad de generación de efectivo, es decir, cuánto gana y gasta mensualmente y cuánto es capaz de ahorrar; definir su horizonte de inversión o plazo y su tolerancia al riesgo.

Opción 1: Fondos de Inversión
“1 millón de pesos aún es un importe sujeto a fondos de inversión”, dice Carlos Ponce, director de Análisis de la Casa de Bolsa Ixe.

“Me siento más cómodo al recomendarle al cliente realizar una inversión financiera en lugar de una productiva o inmobiliaria”, menciona David Nanes, director general de la distribuidora de fondos Stanford.

Explica que los fondos de inversión buscan conservar el poder adquisitivo del cliente e incluso incrementarlo. Permiten tener recursos disponibles para aprovechar oportunidades de mercado, mientras que en las inversiones de otro tipo la salida y entrada toma más tiempo.

Carlos Gutiérrez, director general de Sei Compass (operadora especializada en los fondos de pensión de grandes corporativos, que maneja una cartera de 1,500 millones de pesos), recomienda que un portafolio de largo plazo y patrimonial se diversifique con activos en el extranjero.

Su receta es invertir 70% en México y el resto en el extranjero. Dentro del mercado local, recomienda invertir 30% en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV); otro 30% en deuda de largo plazo y 10% en un instrumento de liquidez para enfrentar necesidades inesperadas. Según su fórmula, la parte que va al extranjero tendría que dividirse en instrumentos de renta fija y en bolsas internacionales.

Opción 2: Bienes raíces
“Es bueno invertir en bienes raíces, una parte del patrimonio está ahí. Hay que tenerlas como forma de diversificación”, opina Carlos Gutiérrez.

“En México, las propiedades siempre suben”, asegura Marco Antonio Cerón. Si se trata de compra y venta de inmuebles, se debe pensar en el largo plazo, pues el gobierno cobra un impuesto más alto si el dueño vende la propiedad antes de dos años de haberla comprado.

Sólo que ahora hay pocas opciones disponibles para invertir con 1 millón de pesos. “Una propiedad de ese valor es de interés medio y no creo que se logren buenos rendimientos. Cualquier inversión en destinos turísticos, por ejemplo, supera los 2 o 3 millones de pesos”, explica Felipe Garza, director comercial de la desarrolladora Grupo Loma.

Para que el mercado de bienes raíces se vuelva una opción más flexible de inversión se requiere que empiecen a funcionar los fideicomisos de infraestructura y bienes raíces (Fibra), que permiten participar como accionista en un desarrollo mediante la compra de certificados de deuda.

Opción 3: Bolsa de valores
“Es divertido invertir en Bolsa, es glamorosa. Pero mucha gente toma decisiones de inversión a la ligera, dominado más por la emoción del momento”, opina Carlos Gutiérrez, de Sei Compass.

A ciertos inversionistas les gusta comprar y vender acciones, que les llame un promotor para ofrecerles la compra del día, pero esto tiene un riesgo. “Mi consejo es no automedicarse. Es mejor acudir con un especialista, como los fondos de inversión”, dice Gutiérrez.

Para Cerón, esta opción debe tomarse con cautela. “La Bolsa Mexicana ya rompió el récord de 25,000 puntos y cada semana rompe un récord histórico; después viene la caída por la toma de utilidades y los que entran al último son los más trasquilados”.

Pese a todo, “actualmente, lo más rentable es la Bolsa local”, asegura Gutiérrez, quien recomienda un portafolio donde 30% de la inversión esté destinada a la BMV.

Ponce, por su lado, dice haber visto cómo inversionistas que ponen 50,000 pesos en la BMV, al cabo de 15 años logran acumular 10 millones de pesos. “Con disciplina y metodología se pueden obtener mejores rendimientos que los del índice”, explica el autor de ¡La fórmula! Cómo construir un patrimonio a través de la inversión.

Debido a que las tasas de interés están a la baja, la Bolsa se vuelve una opción más rentable, explica.

Opción 4: Afore
Si Ernesto Ramírez, como trabajador independiente de 54 años, aportara 1 millón de pesos a su afore cada año, podría garantizar un ingreso mensual de casi 44,000 pesos a partir de que cumpla 65 años y, en este periodo, habrá ahorrado más de dos millones de pesos en deducciones fiscales, de acuerdo con cálculos de la página de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Es posible deducir aportaciones voluntarias hasta por 10% del ingreso anual y máximo 85,000 pesos. Cada dos o seis meses se pueden hacer retiros, dependiendo de la afore.

Opción 5: Franquicias

De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF), este tipo de negocios dan un rendimiento promedio anual de 20 a 25% con un retorno de la inversión a dos años.

“Son una excelente opción de inversión porque reducen el riesgo, al contar con asesoría de un negocio que ya probó éxito”, comenta Roberto Ramos Weckmann, presidente de la AMF.

Para potenciales inversionistas con 1 millón de pesos existen al menos 400 opciones de franquicias.

Ahora ve
No te pierdas