Lo que vendrá

-
Alejandro Ángeles

El sexenio de Felipe Calderón podría iniciar con el pie derecho, pero no se descarta un escenario borrascoso. La economía aguantará, pero sin turbulencias en el camino. A continuación, dos escenarios posibles:

ESCENARIO BÁSICO
La firma de investigación Global Insight adjudica a este pronóstico 75% de probabilidades.
* Andrés Manuel López Obrador (AMLO) tiene una bien ganada reputación por su tenacidad, que raya en el antagonismo. Su ánimo desafiante persistirá en los meses siguientes, pero su base de apoyo, fuera de los más radicales, se reducirá en los días previos a la toma de posesión de Calderón.

* Con los simpatizantes incondicionales de AMLO en las calles, se anticipan algunos hechos violentos, pero no a gran escala. Ya comenzó a enojar a algunos votantes de centro y hay intelectuales de izquierda que condenaron sus protestas.

* Calderón podría ganar adeptos entre los votantes de centroizquierda, incluyendo a muchos de los estratos sociales más bajos, por su renovado enfoque en la reducción de la pobreza. El presidente electo mantendrá los programas antipobreza entre sus prioridades, alejándose de su plataforma electoral de creación de empleos y prometerá más gasto público, en un esfuerzo por quitarle a AMLO su chispa.

* La composición del gabinete de Calderón, y la expectativa de cumplimiento de apertura a miembros de las coaliciones rivales, será fundamental para señalar sus planes de gobierno y su habilidad de promoverlos en el Congreso. El nombramiento de una figura relevante de la izquierda en un puesto importante en el gabinete social será una forma de ganar credibilidad para su programa de gobierno modificado.

* Calderón ya se echó a la bolsa al sector privado y a las clases media y alta. Su principal desafío es abatir la amenaza de ardor social en el corto o mediano plazo. Se espera que tome posesión el 1° de diciembre, aunque las protestas públicas representarán un reto temprano a su administración.

En la economía:
*
No hay cambios relevantes a los pronósticos iniciales. Global Insight seguirá usando los datos de las cuentas nacionales (que se liberarán dentro de las siguientes semanas) para revisar nuestro pronóstico de acuerdo con el programa establecido (la nueva publicación será a principios de octubre).

* Pronosticamos una reasignación de los gastos de gobierno para proveer de financiamiento adicional a las iniciativas en beneficio de los pobres, incluyendo mayores inversiones en infraestructura básica. El monto esperado del superávit sigue sin cambios. Como Ernesto Cordero explicó en la conferencia organizada por Global Insight en julio, la administración de Calderón espera asignar 60,000 MDD para aliviar la pobreza y reducir el desempleo durante el primer año de su mandato. La consolidación del proceso electoral en México y el respeto a sus instituciones envía buenas señales a los inversionistas nacionales y extranjeros, quienes mantienen sus actuales planes de inversión en el país. No habrá ataques especulativos en contra del peso ni se espera que haya salidas de capitales en los meses siguientes.

ESCENARIO OSCURO
La consultora da 25% de las probabilidades a que este escenario ocurra.
* AMLO usa su liderazgo para mantener la fortaleza de su campaña de desobediencia civil. Él y sus simpatizantes se sienten con bríos al recordar que forzaron a meter reversa a miembros del sistema judicial y al gobierno que pretendió enjuiciarlo políticamente en 2005.

* Las reclamaciones de Andrés Manuel son indirectamente respaldadas por el veredicto del Trife en el que se señaló que la participación ilegal del presidente saliente, Vicente Fox, en la campaña electoral fue “un riesgo para la validez de las elecciones”, según dos de los magistrados del tribunal electoral. Ese veredicto le quita fuerza a la determinación de la corte electoral de declarar la “legalidad y legitimidad” de la designación de Calderón como el próximo presidente.

* Las protestas públicas se multiplican, tornándose violentas, en tanto que buscan forzar a las autoridades a reconsiderar el resultado electoral y llamar a una nueva elección. Las campañas de López Obrador para anular el voto y su autoridad paralela tienen un impacto sobre el gobierno oficial. Quienes perciben a Andrés Manuel como un ‘campeón de los pobres’ sobrepasan a quienes cuestionan su compromiso con el proceso democrático. Las instituciones democráticas de México reciben más presiones.

* La distracción que AMLO crea con su gobierno alterno mina los esfuerzos de Felipe Calderón de convertirse de candidato en estadista. Sus nuevas promesas de gobierno (de convertir la lucha en contra de la pobreza en su prioridad) no son suficientes para convencer al electorado, en especial a quienes votaron por la Alianza por el Bien de Todos.

* Calderón cede a las presiones y respalda la anulación de las elecciones y, en consecuencia, el movimiento ciudadano de Andrés Manuel fuerza la creación de un gobierno interino. En consecuencia, la incertidumbre incrementa el riesgo inversionista momentáneamente, aunque las tácticas duras de AMLO lo ponen en riesgo de perder por un margen más grande en unas nuevas elecciones. Su campaña es en detrimento del PRD, dañando sus prospectos electorales futuros fuera del DF y la región sur del país.

En la economía:
*
Hay cambios importantes en este escenario respecto de nuestro pronóstico base. El cambio en el clima de negocios y el sentimiento del consumidor afecta las variables reales a partir del cuarto trimestre de 2006.

* La recuperación de la economía llegaría al terminar la crisis política pero su magnitud dependerá de la confianza de los agentes económicos en las instituciones del país y el estado de derecho. Sin embargo, todo dependerá del daño que haya recibido la economía.

* Para controlar una potencial fuga de capitales en este escenario, prevemos tasas de interés más altas, en el rango de 1 a 4% (de 100 a 400 puntos base adicionales a las tasas actuales) durante la crisis (y quizá más alto). Desgraciadamente, las alzas a las tasas de interés no serán lo suficientemente atractivas para evitar la salida de inversiones en búsqueda de mejores rendimientos, especialmente de los portafolios a corto plazo. No entrarán inversiones directas del extranjero debido al caos prevaleciente.

* Aunque no prevemos un cambio relevante en las importaciones y exportaciones que afecte la cuenta corriente, los balances negativos en capital generarán cierta presión en contra del peso, que se depreciará entre 5 y 10%.

* La expansión del consumo privado se desacelerará durante la crisis. El efecto sobre el monto total de 2006 no será medible porque su impacto se dará principalmente en el cuarto trimestre. Sin embargo, sí causará un daño considerable en 2007 (un crecimiento de 1% inferior al pronóstico inicial). El área que resiente el mayor daño es el consumo de perecederos, pues su venta por lo general cae cuando hay épocas pesadas. Los perecederos pasarán de tasas de crecimiento de 8% en 2005 a 3.6 y 1% en 2006 y 2007, respectivamente.

* También hay un rezago importante en las inversiones. A partir del cuarto trimestre de 2006, y durante el año siguiente, las inversiones en plantas y equipo y vivienda se desaceleran. Las tasas de expansión estarán en el rango de 1 y 2%, luego de haber estado en 7.5% durante los dos años anteriores. Una vez que la crisis se supere, la desaceleración se seguirá sintiendo.

* Según estos pronósticos, el crecimiento del PIB se desacelerará a 3.9 y 2.3% en 2006 y 2007, respectivamente, luego de haber estado entre 4 y 3.7% en nuestro pronóstico inicial.

Ahora ve
No te pierdas