El guardián del peso

-
Adolfo Ortega

1. Las reservas internacionales son
propiedad del gobierno

No es así. Aunque mucha gente cree que estas reservas constituyen una riqueza neta del país, la verdad es que son correspondidas por una deuda del Banco de México. Quizá se entienda mejor este concepto con un ejemplo. Cuando Pemex exporta petróleo y le pagan en dólares, estos recursos los deposita en una cuenta que tiene en Banco de México. Buena parte de los gastos de la petrolera, como los impuestos o el salario de los trabajadores, tiene que realizarlos en pesos mexicanos. Así es que cambia al banco central dólares por pesos, al tipo de cambio que prevalezca en el mercado. Cuando Pemex saca dinero de su cuenta en Banxico y lo deposita en un banco comercial para hacer sus operaciones cotidianas, hay un aumento de dinero circulante en la economía, sin que ésta esté necesariamente correspondida por una mayor demanda por circulante de parte del público. Para compensar este efecto, Banxico emite bonos u ordena a los bancos comerciales mantener depósitos obligatorios remunerados con el objetivo de neutralizar ese exceso de liquidez. Podría decirse que cada vez que Banxico aumenta el monto de las reservas internacionales, en esa misma medida aumentan sus pasivos.

2. Las reservas se pueden usar para
impulsar la economía

Una propuesta común es que el gobierno use las reservas internacionales que tiene el banco central para impulsar la economía. Pero según la Ley del Banco de México, esta opción no es posible. El objetivo de acumular reservas de activos internacionales es apoyar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional. De esta forma, las reservas internacionales funcionan como una especie de amortiguador para la economía en el caso de que surgiera algún desequilibrio en las cuentas externas del país. Para impulsar a la economía doméstica, a través del crédito a empresas o capacitando a los emprendedores, el gobierno federal cuenta con otro tipo de instituciones, como los bancos de desarrollo.

3. Se deben invertir las reservas
en proyectos de infraestructura

Las reservas internacionales existen para darle fortaleza y estabilidad a la economía del país. Por tanto, los activos que las conforman tienen que ser de muy bajo riesgo y amplia liquidez. Por ley, los activos que pueden formar parte de estas reservas pueden ser billetes y monedas metálicas extranjeros; depósitos bancarios; títulos de crédito y cualquier documento de crédito exterior y denominado en moneda extranjera. Esto explica en parte por qué las reservas internacionales no podrían usarse en la exploración de nuevos yacimientos de petróleo de Pemex, por ejemplo, pues ésta no es una inversión de rápida recuperación, ni de bajo riesgo. Además, la mayoría de los activos de las reservas está ligada o referenciada al dólar. Esto es porque la mayoría de los pasivos externos del gobierno federal y de las empresas públicas y privadas también está referenciada al dólar, lo mismo que el comercio internacional de México.

4. El banco de México manipula el tipo de cambio
a través de las reservas internacionales

En la década reciente, México ha tenido distintos regímenes de tipo de cambio. Antes de la crisis económica desatada en diciembre de 1994, el país pasó de un esquema de paridad en el que el valor de la moneda se deslizaba de forma programada a uno de libre flotación. Desde que la crisis estalló, el Banco de México ha variado su política de acumulación de reservas. En 1995 y 1996, por ejemplo, la economía mexicana no tenía suficientes reservas internacionales; por eso, el Banco central adoptó algunas políticas para acelerar la acumulación de las mismas. Entonces instauró un complejo esquema para subastar opciones de venta de dólares. Este sistema tenía la virtud de que no mostraba señales a favor de ningún nivel de tipo de cambio en especial, pues los que decidían ejercer la opción eran los bancos privados o los inversionistas. Cuando el nivel de reservas internacionales se consideró adecuado, se suspendieron algunos de estos mecanismos. Desde 2003 y hasta la fecha, se ha adoptado un esquema con el cual el banco central vende dólares al mercado. Esto se debe a que los beneficios de seguir acumulando reservas son menores a los costos de continuar haciéndolo.

5. Mientras más reservas tenga el país,
es mejor para la economía

Hoy en día, la acumulación normal de reservas internacionales se genera por la diferencia entre la facturación de Pemex y la necesidad de divisas del gobierno federal. En la medida en que el gobierno tiene una deuda menor con el exterior y paga menos intereses, necesita menos dólares. Si esto sucede, no tiene que seguir acumulándolos, pues hacerlo implica pagar un costo. Cada dólar que tiene el Banco de México tiene que ser financiado por algún tipo de pasivo. El costo de acumular reservas es la diferencia entre la tasa de interés que obtiene el Banco de México de los activos que constituyen sus reservas internacionales (por ejemplo, un bono del Tesoro de Estados Unidos), y la tasa de interés en pesos que el banco central tiene que pagar por financiar la compra de las reservas. Como la tasa de interés en pesos es mayor que la del dólar, Banxico tiene un costo financiero que pagar por acumular reservas. El Banco de México considera que actualmente tiene un nivel de reservas internacionales adecuado para mantener estable la economía.

6. La economía de china es fuerte porque tiene
un alto nivel de reservas internacionales

El poderío de la economía china se ha reflejado también en la cantidad de reservas internacionales que tiene acumuladas en sus arcas. A fines de octubre pasado, los economistas calculaban que sumaban un billón de dólares (en 2000 no llegaban ni a 200,000 millones de dólares). Pero éste es un caso distinto al de México. Su régimen de tipo de cambio es fijo. Y en los últimos años el país ha tenido una elevada entrada de capitales, gracias a su fuerte actividad exportadora. Para no dejar todos esos recursos en el mercado y evitar que de esta forma el tipo de cambio tenga una clara apreciación, el banco central chino ha adquirido todas esas divisas.

Ahora ve
No te pierdas