Veneno, no una serpiente, causa de muerte de Cleopatra, afirma historiador

Por 2,000 años se creyó que el último faraón de Egipto se suicidó por la mordedura de cobra, pero un historiador y un toxicólogo lo desmienten
cleopatra suicidio tomar veneno
efe-cleopatra-elizabeth-taylor  cleopatra suicidio tomar veneno
Melissa Gray
Autor: Melissa Gray
(Reuters) -

Cleopatra, la reina de Egipto, murió por beber una mezcla de venenos y no de una mordedura de serpiente, afirmó un historiador este miércoles.

La teoría de Christoph Schaefer, un profesor de historia antigua de la Universidad de Trier, desafió la creencia común, de siglos de antigüedad, que el suicidio de Cleopatra fue con la mordedura de un áspid.

"Es cierto que no hubo cobra", dijo Schaefer a CNN por teléfono este miércoles. Un áspid es una serpiente venenosa pequeña también llamada cobra egipcia.

Schaefer dijo que él estudió los escritos históricos y consultó a un toxicólogo para desarrollar la teoría, que fue presentada el miércoles en el canal alemán ZDF, como parte de un programa sobre la reina egipcia.

También dedujo que Cleopatra no eligió morir por una mordedura de serpiente porque ella tenía la intención de suicidarse y una cobra, señaló, no siempre es mortal.

Cuando una persona muere por una mordedura de cobra, dijo, "no siempre es rápido, es una muerte horrible", que tarda horas y la víctima sufre parálisis de partes del cuerpo, incluyendo los ojos.

Cleopatra tuvo una muerte "tranquila y sin dolor", según el historiador romano Dión Casio, quien escribió sobre ella 200 años después de su deceso, dijo Schaefer.

Los textos antiguos también dicen que dos asistentes de Cleopatra murieron con ella, pero eso sería poco probable si hubiera muerto por una mordedura de serpiente, señaló el historiador. Además, la temperatura en agosto -cuando ocurrió el suicidio de Cleopatra en el año 30 antes de Cristo- habría sido tan alta que una serpiente, probablemente no se habría quedado lo suficiente como para morderla, dijo.

Algunos papiros antiguos señalan que Cleopatra sabía acerca de venenos, y en uno de ellos se señala que en realidad los probó, dijo Schaefer. La muerte por envenenamiento tendría sentido dado el modo en el que Cleopatra quería morir, y el hecho de que ella perdió la vida en el mismo tiempo que sus dos siervas, dijo.

Schaefer dijo que trabajó con el toxicólogo alemán Dietrich Mebs para determinar qué venenos podría haber usado Cleopatra. Decidieron que fue cicuta, mezclado con acónito y opio.

"El opio es tranquilo y con él, uno realmente puede caer en un sueño mortal", dijo Schaefer.

Al preguntarle por qué la historia de la áspid ha sido contada por más de 2,000 años, dijo que la mayoría simplemente creyó la historia común. Una cobra puede ser mortal, e históricamente Cleopatra ha sido representada con una, "así que tiene sentido" que la gente crea esa versión, señaló.

Muchas de las antiguas representaciones de Cleopatra con una cobra, sin embargo, fueron producto de su concepto sobre la vida en el más allá, mencionó.

No fue hasta el siglo 15 que los pintores empezaron a mostrar primero a Cleopatra con un áspid en su brazo, y más tarde, pintaron la serpiente en el pecho. En Antonio y Cleopatra de Shakespeare, ella muere en la escena final por la picadura de dos cobras, una contra su pecho y una en el brazo.

Cleopatra gobernó Egipto desde el año 51 hasta 30 antes de Cristo y fue el último faraón del país antes de que se convirtiera en provincia romana.

Fue la amante de Julio César en Roma y, tras su asesinato, regresó a Egipto y comenzó una relación con Marco Antonio, uno de los tres líderes de Roma después de la muerte de César.

Cleopatra se unió a Marco Antonio en la batalla de Actium, en Grecia. Se suicidó cuando sus fuerzas fueron derrotadas, y Cleopatra regresó a Egipto para hacer lo mismo.

Ahora ve
No te pierdas