Tres maestros ganan la lotería en EU pero no quieren dejar de dar clases

Los profesores de escuelas públicas pagaron 60 dólares por el boleto y ahora, con el premio, podrán cumplir sus sueños
Loteria
Loteria  Loteria
Autor: Josh Levs | Otra fuente: 1

Son empleados de escuelas públicas que tienen varios trabajos. Ahora que ganaron millones de dólares en una lotería histórica, podrían dejar de trabajar.

Los auto proclamados "Tres Amigos", quienes compartieron un boleto de lotería de Mega Millones en Estados Unidos, planean mantener en secreto su fortuna y seguir trabajando.

"Si no puedes ser tú, ellos son el tipo de personas que quisieras que ganaran la lotería", dijo Stephen Martino, director de la lotería de Maryland, al anunciar que los dueños del boleto ganador comprado en este estado, ya se habían presentado.

Debido a que el estado permite que los ganadores permanezcan en el anonimato, sus estudiantes y compañeros de trabajo puede que nunca lo sepan.

Cada uno de los tres obtendrá $35 millones de dólares después de impuestos, ya que prefirieron que les dieran la cantidad en un solo pago en lugar de pagos anuales.

Tres boletos ganadores se vendieron a nivel nacional en el sorteo del pasado mes de marzo, que tuvo un premio récord de pagos de $656 millones de dólares antes de impuestos. Aparte del boleto de Maryland, se vendió otro boleto ganador en Kansas, y el tercero en Illinois.

El ganador de Kansas se presentó la semana pasada, pero eligió permanecer anónimo. En Illinois no se ha presentado ningún ganador, pero el dueño del boleto tiene un año para hacerlo. Ese estado no permite que el ganador permanezca anónimo.

Los ganadores de Maryland son una mujer en sus veintes, un hombre en sus cuarentas, y una mujer en sus cincuentas, dijo Martino.

Ellos son un maestro de educación primaria, otro de educación especial y un trabajador administrativo.

La noche de la rifa, uno de los ganadores se fue a dormir y se le olvidó la lotería, "Eran como las 11:30 de la noche y mi teléfono no dejaba de sonar", mencionó en una declaración. Eran los otros dos ganadores que le llamaban para decirle:"Vístete porque vamos para allá ahora mismo".

Los tres hicieron un plan. Firmaron copias del boleto, y uno de los ganadores llevó el boleto a casa de su mamá para que lo pusiera en su caja fuerte.

Cuando llegaron a cobrar su parte de la lotería, todos fueron modestos y humildes, dijo Martino.

Uno quiere recorrer Europa con su hermano; otro quiere pagar la universidad de sus hijas y comprarle una casa a su hermana; el tercero quiere visitar el país del vino, Italia, dijo Martino. Todos planean invertir el dinero y también comprar casas nuevas.

"Lo más importante" , dijo uno de los ganadores, "es que vamos a ser muy cuidadosos con la manera en la que nos gastamos el dinero. Vi la cobertura de la lotería toda la semana, solo para escuchar los consejos de los profesionales".

Uno de los ganadores tiene dos trabajos de tiempo completo, dijo Martino. Uno de los maestros también.

Platicando con oficiales de la lotería, los maestros no dieron señales de que quisieran retirarse. "Dijeron, 'no puedo renunciar a mis hijos'", comentó el oficial.

Esta fue la primera vez que los tres habían comprado juntos un boleto. Cada uno contribuyó con $20 dólares de los $60 que costó el boleto.

Uno jugaba muy seguido a la lotería, otro de vez en cuando y el tercero jugaba en contadas ocasiones cuando el premio era particularmente alto, contó Martino.

Cuando vinieron a la oficina de la lotería, un asesor financiero estaba con ellos y uno de los ganadores traía el boleto en un sobre en su bolsa, siguió Martino.

"Es tan loco que hasta los famosos están 'tuiteando' esto", dijo uno de los ganadores.

"Las noticias reportan a otro posible ganador del que no estamos seguros", añadió Martino.

El boleto ganador se vendió en un 7-Eleven de Milford Mill, dijeron en la lotería.

El dueño de la tienda recibe $100,000 dólares por vender el boleto ganador.

Ahora ve
No te pierdas