Un brasileño sobrevive a pelea que dejó un cuchillo clavado en su cabeza

Un hombre mantuvo por tres horas el cuchillo enterrado; el médico que lo atendió consideró un milagro que no haya perdido sus sentidos
CNN-brasileno-cuchillo-cabeza  Radiografia brasileño cuchillo cabeza
Marcia Reverdosa
Autor: Marcia Reverdosa
SAO PAULO, Brasil (Reuters) -

¿Cómo terminó esto como un milagro? Un hombre brasileño permaneció más de tres horas con un cuchillo clavado en la cabeza sin darse cuenta. Fue apuñalado durante una discusión y sobrevivió a pesar del cuchillo alojada en su cráneo.

El mototaxista Juacelo Nunes de Oliveira estaba en una fiesta en un bar de la ciudad de Agua Branca, en el estado de Piauí al noreste del país, el pasado domingo cuando tuvo un altercado.

El hombre de 39 años de edad recibió puñaladas en cuatro ocasiones, tres en el torso —una de las puñaladas le perforó un pulmón—, y una más en la cabeza.

Primero lo llevaron a un hospital cercano antes de trasladarlo al Hospital de Emergencia de Teresina, una ciudad a 100 kilómetros de distancia, mientras el mango del cuchillo sobresalía de su cabeza todo ese tiempo.

“Le llevó casi tres horas en llegar al hospital” dijo el médico Gilberto Albuquerque, cirujano general y director del hospital, a CNN el viernes.

“Tenía el cuchillo alojado en la cabeza durante todo este tiempo, pero él no era consciente de ello”, dijo. “Creemos que la conmoción y la bebida que consumió pueden haber ayudado a no saber que el cuchillo todavía estaba en su cabeza”.

Fotos publicadas mostraban a Oliveira acostado en una camilla de hospital con lo que parece ser un cuchillo de cocina incrustado en el cráneo hasta el mango, justo al lado de su ceja izquierda.

Según Albuquerque, el cuchillo se detuvo sólo cuando se quedó atascado en la mandíbula inferior del hombre. Oliveira tuvo mucha suerte, dijo, y no solo por estar vivo.

“El cuchillo le pasó por la cabeza, justo detrás del nervio óptico, pasó muy cerca del nervio olfativo y (fue) al nervio gustativo. Pudo haber sido cegado y podría haber perdido los sentidos del olfato y el gusto, pero nada de eso sucedió y él está vivo y sano”.

La cirugía para extirpar el cuchillo fue muy delicada, ya que cualquier resbalón podría haber seccionado las arterias lo que se hubiera traducido en un desangramiento, dijo Albuquerque.

El equipo de cirugía del hospital tardó dos horas y media en completar la operación, y se considera que es un éxito.

“Él salió del hospital ayer (viernes), cinco días después de que llegara con un cuchillo en la cabeza”, dijo Albuquerque. “Él está sano y perfecto y no tenía secuelas”.

Ahora ve
Xperia Touch es el dispositivo que convierte una superficie en pantalla táctil
No te pierdas
×