Los rendimientos en la BMV, ¿espejismos?

El rebote del precio de Comercial Mexicana fue impresionante en 2009, pero difícilmente se repetirá; las firmas que obtuvieron los mayores rendimientos no son siempre las mejores opciones de...
comercial_mexicana  (Foto: Alejandro Hernández)
Octavio Rivera López

Pensar que las empresas de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que presentaron los mejores rendimientos para sus accionistas en 2009 son ahora las mejores opciones de inversión, podría no ser cierto del todo.

La Bolsa Mexicana de Valores ocupa el lugar 391 en el ranking 2010 de Las 500 Empresas más Importantes de México de Expansión.

La lista de las 10 compañías que registraron los mayores aumentos en el precio de sus acciones (entre el 31 de diciembre de 2008 y el 31 de diciembre de 2009), incluye tanto a empresas que no dejaron de crecer pese a las turbulencias financieras de los últimos dos años, como a algunas que sufrieron caídas estrepitosas durante la crisis.

De estas últimas, es probable que ciertas firmas estén muy lejos de regresar a las posiciones que ocupaban antes de la debacle.

Un ejemplo es Comercial Mexicana (Comerci), que ocupa el primer lugar en un ranking de Ixe Casa de Bolsa entre las empresas que experimentaron el mayor incremento en el precio de sus acciones el año pasado, una situación de la que no todas las compañías pueden presumir.

Al 31 de diciembre de 2008, la acción de Comercial Mexicana costaba 2.98 pesos. Un año después, el último día de 2009, cada título registraba ya un precio de 10.99 pesos, un rendimiento de 268.79%.

Un retorno que podría definirse como espectacular, sobre todo si se toma en cuenta que la tasa de los Cetes en 2009 se ubicó apenas en alrededor de 5%.

Lo que pareciera ser un rendimiento impresionante de las acciones de Comerci el año pasado, terminó convertido en apenas una tenue recuperación si se considera que sus títulos cayeron desde niveles de 34 pesos a mediados de 2008.

Las acciones de Comerci se desplomaron cuando se supo que la empresa había realizado operaciones con derivados que no salieron bien y su deuda creció de manera exponencial.

“En algún momento la deuda fue tan grande que más de uno pensó que la empresa podría desaparecer”, comenta Carlos Ponce, director de Análisis de Ixe. El mercado, de acuerdo con el experto, terminó reconociendo al final que una acción que valía centavos no representaba el verdadero valor de la empresa. Y se produjo el ‘rebote’.

Para seguir la pista

Otras firmas obtuvieron en 2009 un incremento importante en el precio de sus títulos gracias a su crecimiento y a sus buenos resultados.

Ése fue el caso de Genomma Lab (Lab B), de acuerdo con Gerardo Copca, director de la empresa de análisis bursátil Metanálisis.

El precio de la acción de la farmacéutica pasó de 9.69 pesos al cierre de 2008 a 28.79 pesos un año más tarde. Un incremento de 197.11%.

“(Genomma Lab) Terminó como una de las mejores empresas del año. Presentó buenos resultados, superó bien la crisis y creció de manera importante gracias a fusiones y adquisiciones”, dice Copca.

Un negocio impecable

Banco Compartamos (Compart O) es otro ejemplo de buenos resultados que terminaron apreciando su acción en la Bolsa.

De acuerdo con José Ignacio Torres, director de Capitales de Vector Casa de Bolsa, este banco ha demostrado tener un esquema de negocio impecable. Se enfoca en el otorgamiento de microcréditos a personas que podrían no estar en el radar de la banca tradicional.

“Ha tenido un crecimiento extraordinario de su base de clientes y el mercado se lo ha reconocido incrementando de manera importante el precio de su acción”, dice Torres.

El precio de los títulos de Compartamos pasó de 25 a 67.52 pesos del cierre de 2008 a 2009, un aumento de 170.08%.

Torres explica que es importante separar las acciones que se apreciaron por un buen desempeño de las que tendrían que agradecerlo a un ‘rebote’.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Ponce, por su parte, advierte que el rendimiento registrado por estas empresas en 2009 podría ser considerado como un dato estadístico interesante, pero nunca como un referente de lo que podría ocurrir en el futuro.

Copca, coincide: “Hoy podría ser una buena idea invertir en esas compañías de acuerdo con las cifras sobre su rendimiento en 2009, pero también podría no ser buena idea en absoluto. Las empresas que se beneficiaron de un rebote en el precio de sus acciones después de la crisis, se beneficiaron de un rebote que ya se dio y que difícilmente se volverá a dar”.

Ahora ve
Armada argentina detecta explosión en la última posición del submarino
No te pierdas
×