China inicia su año olímpico con alegría

Con una colorida celebración de fuegos artificiales y música, inició la cuenta regresiva para l Pekín gastará 40,000 mdd para modernizarse en la espera de hasta 800,000 visitantes extranjeros
A partir del 1 de enero, la cuenta será de 220 días para la
PEKÍN (AP) -

China le dio la bienvenida este lunes a su esperado año olímpico, con su máxima esperanza de medalla de oro presente en el despliegue de fuegos artificiales y música que marcó una colorida celebración de la cuenta regresiva de los Juegos de Beijing.

El vallista Liu Xiang fue aclamado por la multitud que en una noche muy fría acudió al Monumento del Milenio. También estuvo presente el actor Jackie Chan.

Fue la coronación de un año en que el paso acelerado de la construcción de las obras olímpicas le cambió el rostro a Beijing.

Al aproximarse los juegos, la expectativa crece para que Liu repita el triunfo que logró en los 110 metros con vallas en los Juegos de Atenas 2004.

Los organizadores anunciaron la semana pasada que sólo falta por completar una sede: el Estadio Nacional o ''Nido de Pájaros'', como se le conoce popularmente por su diseño. El recinto, con capacidad para 90,000 espectadores, es la obra principal de las justas y su construcción se completará en marzo.

A partir del 1 de enero, la cuenta será de 220 días para la apertura de los Juegos, previstos a disputarse entre el 8 y 24 de agosto.

Como asunto de inmenso orgullo en China, Pekín gastará 40,000 millones de dólares para modernizarse con miras a la olimpiada. Con la visita de entre 500,000 y 800,000 visitantes extranjeros, Pekín estará como nunca en la mira mundial.

El presidente Hu Jintao, en un mensaje televisivo transmitido en vivo el lunes, manifestó su esperanza de que la olimpiada será una plataforma para ''promover el entendimiento y una cooperación amistoso entre el pueblo de China y el mundo''.

Al obtener la sede, China prometió una mayor libertad de prensa, mejorar la situación de los derechos humanos y reducir la contaminación ambiental.

Pero la polución del aire sigue siendo la gran preocupación. El Comité Olímpico Internacional ha dicho que podría reprogramar pruebas si los niveles de contaminación son demasiados elevados.

También existe inquietud por el abrumador tráfico en la ciudad y la posibilidad de protestas con el régimen comunista.

La detención de disidentes este año, las limitaciones a la prensa libre y el desalojo a la fuerza de gente que vivía en zonas designadas como sedes han intensificado las críticas de que China no ha hecho lo suficiente para cumplir con sus promesas.

Ahora ve
No te pierdas