Libro revive misterio sobre Jim Morrison

El ex gerente de un club nocturno parisino tiene otra historia sobre la muerte del rockero; Sam Bernett alega que Jim Morrison murió sentado en un inodoro de su club.
La muerte del rockero siempre ha sido un misterio. (AP)
PARÍS (AP) -

La historia oficial dice así: La última noche de su vida, Jim Morrison fue al cine, oyó música, se sintió mal, se metió a la bañera y murió allí de insuficiencia cardiaca a la edad de 27 años en París.

Sin embargo, siempre han habido rumores y misterio en torno al deceso del líder de The Doors, y 36 años después el ex gerente de un club nocturno parisino tiene otra historia que contar. En un nuevo libro, Sam Bernett alega que el legendario rockero murió sentado en un inodoro de su club tras lo que él cree fue una sobredosis de heroína.

Escribe sobre su conmoción al encontrar el cuerpo de Morrison: ''El extravagante cantante de The Doors, el hermoso chico de California, se había convertido en una masa inerte arrugada en el excusado de un club nocturno''. Bernett, cuyo libro en francés se titula ''El fin: Jim Morrison'', dice que dos vendedores de drogas sacaron el cadáver del lugar y que, supone, lo llevaron hasta su apartamento.

Bernett, quien tenía poco más de 20 años cuando Morrison murió en 1971, llegó a ser un prominente locutor de radio, biógrafo de rockeros y vicepresidente de Disneyland Paris. Aunque por años lo molestaron reporteros con preguntas sobre la muerte de Morrison, mantuvo la historia en secreto hasta que su esposa le sugirió el año pasado que escribiera un libro.

''Para mí es (un recuerdo) muy malo'', dijo Bernett a la AP.

Un funcionario de la fiscalía de París dijo que era poco probable que el caso de Morrison volviera a abrirse porque la ley de proscripción ya se venció.

Por años se ha conjeturado que Morrison falleció de una sobredosis y que comenzó a sentirse mal en el club nocturno. Se dice que los testigos no hablaron por temor a ser investigados.

Stephen Davis, el autor de ''Jim Morrison: vida, muerte, leyenda'', dice no estar listo para reescribir su historia. Basado en su reporte, él cree que el cantante tuvo una sobredosis en el club poco antes de su muerte, no la misma noche, y que sobrevivió.

''Es muy probable que, si murió en el inodoro de un club nocturno, se hubiese sabido antes'', opina.

Morrison se mudó a París en marzo de 1971 durante un momento difícil en su vida. En un concierto de 1969 en Florida lo acusaron por mostrarle al público sus genitales y lo hallaron culpable de exposición indecente e irreverencia. El caso llevó a los promotores a cancelar otras presentaciones del grupo, que además enfrentó una ola de publicidad negativa.

Morrison se fue a la capital francesa con su apelación pendiente. Allí vivió en un apartamento con su novia, Pamela Courson, y recorrió las calles con una bolsa plástica en la que llevaba sus escritos. Subió tanto de peso que se volvió casi irreconocible y su salud se vio afectada.

También salió de juerga. Pasó ''prácticamente todas las noches'' en el Rock and Roll Circus, un club de moda gerenciado por Bernett al que acudían estrellas como Roman Polanski y Marianne Faithfull, dijo Bernett.

A alrededor de la 1 a.m. del 3 de julio de 1971, llegó al club y se reunió con dos hombres: vendedores de drogas que le suplieron heroína para Courson, según Bernett. En un momento éste notó que Morrison había desaparecido y más tarde el guardia del local derribó la puerta del excusado para descubrir al cantante inconsciente, declaró.

Bernett dijo que le pidió a un doctor cliente del club que examinara al cantante.

''Cuando lo encontró muerto, tenía un poco de espuma en la nariz y también algo de sangre y el doctor dijo, 'debe ser una sobredosis de heroína''', indicó Bernett.

Acotó que él no vio a Morrison consumiendo la droga esa noche pero que el cantante era conocido por aspirarla en lugar de inyectársela porque le tenía miedo a las agujas.

De acuerdo con Bernett, los dos comerciantes de drogas insistieron en que Morrison estaba sólo inconsciente y lo sacaron cargado del lugar. Bernett dice que quiso llamar a los paramédicos y a las autoridades, pero que el dueño del club le ordenó que se mantuviera callado para evitar un escándalo.

El otrora gerente cree que los hombres trasladaron el cadáver de Morrison a su casa y lo arrojaron a la bañera en un último intento por reanimarlo.

La novia del astro, quien murió tres años después de una sobredosis, le contó a la policía una historia diferente. Courson dijo que salieron al cine y a cenar esa noche, escucharon música y se durmieron, pero que Morrison se despertó con malestar y se dio un baño caliente. Afirmó que lo encontró muerto en la bañera.

Morrison fue enterrado el 7 de julio de 1971 en un pequeño cementerio, el Pere Lachaise, sin fanfarria. Nunca le realizaron una autopsia.

Ahora ve
No te pierdas