Ex Miss Bolivia deportada de EU

Sonia Falcone, acusada de contratar inmigrantes ilegales, no podrá regresar al país en diez año quien alguna vez fuera Reina de la Belleza en su país, ahora se refugiará en China.
Sonia Falcone se quedó sin corona y sin residencia. (Especia
MESA, ARIZONA (AP) -

Una acaudalada boliviana, que ganó hace algunos años el título de Reina de la Belleza en su país, fue acusada de contratar a inmigrantes ilegales, por lo que recibió órdenes de abandonar Estados Unidos y no retornar al menos por diez años, informaron medios de prensa.

Sonia Falcone se reubicará con su familia en China, donde vive su esposo, acusado de tráfico de armas, informó el diario Scottsdale Tribune.

Pierre Falcone obtuvo notoriedad internacional por la presunta venta ilegal de armas a Angola, en complicidad con el hijo del ex presidente de Francia Francois Mitterand.

Algunos de los amigos de la ex Miss Bolivia dijeron que Falcone recibió órdenes de abandonar Estados Unidos en represalia por las actividades de su esposo. Pierre Falcone pasó cierto tiempo en una prisión en Francia, pero nunca fue acusado o condenado por sus actividades, según informes de prensa.

Sonia Falcone declaró al diario que ha aceptado su suerte.

''Si me pongo a pensar en ello, me pongo a llorar. Al fin y al cabo soy humana'', admitió la boliviana.

Falcone contrató a una pareja para que trabajaran como su chofer y su ama de casa, además del hijo de la pareja para que hiciera los mandados y a otra mujer para que realizara labores de niñera, según documentos de un tribunal.

Agentes de inmigración arrestaron a los cuatro inmigrantes ilegales en el 2006, cuatro años después de ser contratados.

Las acusaciones originales contra Falcone dicen que mintió en un formulario de solicitud de ciudadanía, y que participó en un fraude relacionado con documentos de casamiento a fin de obtener formularios de inmigración.

Falcone ha vivido con sus tres hijos, todos ellos ciudadanos de Estados Unidos, en una mansión que construyó en el 2001 a un costo de 10.5 millones de dólares.

Ahora ve
No te pierdas