Película de Kitano se ríe del cine

El japonés se burla de la industria cinematográfica en su película “¡Gloria al cineasta!”; el filme nació de su frustración pues ninguna de sus obras se ha convertido en un éxito de taqu
Kitano reflexiona sobre su propia carrera. (Reuters)
VENECIA (CNN) -

El japonés Takeshi Kitano se burla de sí mismo, de sus colegas cineastas y de la industria cinematográfica en su último trabajo, la historia surrealista de un director en una cruzada para rodar la película fundamental que le guste a todo el mundo.

En "Kantoku Banzai!" ("¡Gloria al cineasta!"), Kitano se interpreta a sí mismo como un frustrado director que explora todos los géneros cinematográficos posibles con la esperanza de lograr finalmente el éxito de taquilla que ha estado eludiéndole, pero fracasa en cada intento.

La película fue presentada esta semana en el Festival de Cine de Venecia, donde Kitano ganó el León de Oro en 1997 con "Hana-Bi". Muy querido en el Lido, su filme se proyectó fuera de concurso en una sección especial dedicada a maestros del cine.

En ella, Kitano acarrea un muñeco de tamaño real que se parece a él y se topa con todo tipo de personajes, desde antiguos espadachines hasta alienígenas, mientras sopesa si hacer un filme violento de acción, un drama lacrimógeno, una historia de época, una película de terror o una producción de ciencia ficción.

El filme está lejos de la "película muy clásica" que Kitano había dicho que quería hacer cuando vino a Venecia por última vez en 2005 para presentar "Takeshis'", otro excéntrico trabajo semibiográfico en el que el director interpretaba a una celebridad de la televisión y a su alter-ego.

En ese momento prometió acabar con el tipo de películas de gángster yakuza que le hicieron un nombre de culto fuera de Japón. En su país, sigue siendo más conocido por su trabajo en televisión en un dúo cómico.

Pero Kitano dijo el viernes que su última película debería considerarse una segunda parte de "Takeshis'" dentro de una reflexión sobre su ecléctica carrera y prometió una tercera entrega.

El cineasta dijo que la película nació de su frustración por el hecho de que ninguna de sus obras se hubiera convertido en un éxito de taquilla.

Ahora ve
No te pierdas