Fin a teatro convertido en imperio porno

Por ser uno de los pocos edificios de principios del siglo XX, podría salvarlo de la demolición el grupo Tishman Realty Corp. adquirió la propiedad para construir un nuevo rascacielos.
El teatro es ahora un establecimiento de pornografía. (AP)
NUEVA YORK (AP) -

Abrió sus puertas en 1916 como un teatro de vodevil llamado Ideal y cerró hace unas semanas con el nombre de Playpen, un sórdido imperio porno en un área decadente de Times Square. El edificio ahora enfrenta la demolición pese a un intento de último minuto por salvarlo.

Con pocos teatros de principios del siglo XX aún existentes, uno de los más antiguos de Nueva York ''no debería sacrificarse por el bien del progreso'', dijo Michael Perlman, un autoproclamado conservacionista que quiere mantener la fachada de bellas artes del edificio, con su arco central curveado, sus pilastras, estatuas y otros adornos, incorporándola a un nuevo edificio o mudándola a otro lugar.

Esta es una ''estructura importante cultural y arquitectónicamente y esperamos preservar esta gema para futuras generaciones'', dijo.

Perlman participó en el reciente rescate del Moondance Diner, un restaurante de 74 años en Manhattan. El ícono del vecindario escapó de la demolición cuando una pareja lo adquirió en un sitio de Internet y lo hizo trasladar 3,380 kilómetros hasta el oeste de Wyoming.

Sin embargo, no parece que ocurra algo similar con el Playpen, con sus atrevidos anuncios de ''Chicas en vivo'' y cabinas privadas para ver películas porno.

El Playpen fue condenado cuando un grupo de socios encabezado por Tishman Realty Corp. adquirió en julio la propiedad en la 8a Avenida y la calle 44, como sitio para construir un nuevo rascacielos. El grupo dijo el jueves que estaba ''explorando opciones de urbanización''.

A diferencia de otros teatros históricos en el área que han sido salvados y restaurados, el Playpen nunca fue calificado oficialmente como lugar histórico, lo que habría evitado su demolición.

''Le dimos un último intento'', dijo Anna Levin, quien dirige el comité de administración de tierras de la junta comunitaria local. ''Lo revisamos tres veces pero fuimos completamente desairados por la Comisión de Planificación Municipal''.

La Comisión de Preservación de Sitios Históricos de la ciudad también estudió el asunto y decidió que el edificio ''no cumplía con el criterio necesario, (como) las características arquitectónicas, la contribución histórica y cultural para la ciudad'', dijo la vocera de la agencia, Lisi de Bourbon.

Durante su casi siglo de vida, el teatro con fachada de ladrillos operó bajo por lo menos ocho nombres, incluyendo Esquire, Squire (dos veces), Cinecitta, New Cameo, Cameo y Adonis, cada uno reflejando un tipo particular de películas, desde cintas en italiano y ruso hasta películas de Hollywood de segunda y filmes para el público gay.

En los años 40, parte del techo colapsó lesionando a 19 personas pero, según el New York Times, el incidente pasó desapercibido entre los clientes que se encontraban en las primeras filas, quienes pensaron el ruido era un ''extraño efecto de sonido'' de la cinta de terror ''Dr. Terror's House of Horrors''.

En la década de 1990, el teatro quedó fuera de un extenso proyecto en el que nuevos hoteles y renovados teatros transformaron las calles donde habían florecido a partir de la Segunda Guerra Mundial tiendas de artículos sexuales y otras actividades marginales.

El esfuerzo, encabezado por el entonces alcalde Rudolph Giuliani, fue alabado por algunos como un renacimiento del Times Square, y criticado por otros como una ''Disneyficación'' que destruyó el carácter tradicional de la zona turística.

Ahora ve
No te pierdas