Infanta Sofía conoce a Virgen de Atocha

Los Príncipes de Asturias cumplieron con la tradición y presentaron a la Virgen a su segunda hi la leyenda dice que la pequeña estatua de color negro llegó de Antioquía en el siglo X.
La infanta ocupa el tercer lugar en la línea de sucesión al  (Foto: )
MADRID (CNN) -

Los Príncipes de Asturias cumplieron con la tradición centenaria y presentaron el miércoles ante la Virgen de Atocha a su segunda hija, la infanta Sofía, para pedir su protección.

En la ceremonia, oficiada por el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, se cumplió con una tradición de la familia real española que se remonta al siglo XVI.

El príncipe Felipe y la princesa Letizia, vestida con un traje blanco, llegaron a la Basílica de Atocha, donde decenas de asistentes llenaron los bancos del templo para ver cómo la infanta Sofía, de casi cinco meses, era alzada ante la Virgen en brazos del príncipe Felipe.

La niña, vestida con un faldón blanco y con una cruz de oro al cuello, se mantuvo tranquila y no lloró en ningún momento de la ceremonia.

"Virgen de Atocha, consuelo de los que te invocan, haz que esta hija tuya, la infanta Sofía, lleve siempre en su corazón el amor a ti nuestra madre común del cielo, el amor a sus padres y el amor a todos los españoles, especialmente a los más necesitados", dijo el arzobispo Rouco Varela, quien también bautizó a Sofía y a su hermana mayor, Leonor.

La leyenda dice que la pequeña estatua de la Virgen, de color negro y en actitud sedente, que está sentada sobre un trono y sujeta al niño Jesús con una mano y en otra una manzana, símbolo de la redención, llegó de Antioquía en el siglo X.

La infanta, que es la octava nieta del rey Juan Carlos y de la reina Sofía, nació mediante cesárea y ocupa el tercer lugar en la línea de sucesión al trono, después de su padre y su hermana.

Ahora ve
No te pierdas