El acero pone de moda a la ciencia

Abrió sus puertas el museo mexicano que cuenta la historia y la fabricación del metal; el Museo del Acero Horno 3, fue creado por una importante empresa de diseño museográfico.
El museo demuestra que la ciencia puede ser muy divertida. (  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Después de un arduo trabajo de diseño y planeación por parte de AldrichPears Associates, empresa de diseño, el Museo del Acero Horno 3 abrió este jueves sus puertas para el Forum Universal de las Culturas 2007 en Monterrey, informó un comunicado de prensa de ambas organizaciones.

La firma museográfica desarrolló el diseño conceptual y las exhibiciones del museo, cuyas instalaciones cuentan la historia del acero en México. La museografía explica paso a paso el proceso para fabricar acero y permite a los visitantes la experiencia de acercarse a un alto horno en operación.

“Los visitantes ven la relevancia de la ciencia y la tecnología en sus vidas cotidianas al poder interactuar con las exhibiciones en el proceso de la producción del acero”, comentó Luis López Pérez, director del museo.

Lo que hace particular al museo es que está ubicado dentro de un horno de 90 metros de altura, en las instalaciones de la primera siderúrgica integrada de México: Fundidora de Monterrey.

Un amplio espacio, de 1,500 metros cuadrados, está designado para las exhibiciones del museo que prometen al visitante vivir experiencias diversas y emocionantes.

La galería ‘México a través del acero’ concede un paseo por la historia del metal y, vestidos de obreros, los visitantes pueden vivir en carne propia las experiencias de los trabajadores siderúrgicos.

Juegos de tipo científicos y transporte para conocer la siderúrgica y la mina, son sólo algunos elementos de la galería del acero ‘La Acería’.

‘El Gigante Dormido’ es la mayor atracción del museo, pues con chispas y llamaradas enormes, logra captar la atención del visitante, que también se quedará sorprendido una vez que acceda a la parte superior del alto horno.

Un conjunto de elementos científicos, detalles museográficos y experiencias emocionantes, inspirarán a los mexicanos, en especial a los futuros ingenieros del acero.

Ahora ve
No te pierdas