Carla Bruni: casada de por vida

La primera dama francesa dijo que se enamoró perdidamente del presidente Nicolás Sarkozy; la cantante espera que su matrimonio dure toda la vida.
El amor le pegó duro a la modelo y cantante, dijo que ni la
PARÍS (AP) -

La nueva primera dama de Francia indicó que se enamoró perdidamente del presidente Nicolás Sarkozy y a pesar de su romance fugaz, espera que su matrimonio dure toda la vida.

''Nunca lo dudé. De inmediato me quería casar con él'' poco después de conocerlo, afirmó Carla Bruni en una entrevista con el semanario L'Express, en un extracto que fue divulgado por la publicación en su sitio de Internet.

La modelo y cantante italiana se casó con Sarkozy el 2 de febrero en una ceremonia discreta en un salón adjunto al Palacio Presidencial del Eliseo, casi cuatro meses después de que se conocieron, presuntamente en noviembre.

Fue el primer matrimonio para Bruni, de 40 años, que tiene un hijo de una relación previa, mientras que fue el tercero para Sarkozy, de 53 años quien tiene tres hijos. Se divorció de su segunda esposa, Cecile, en octubre.

La discreción que rodeó a la boda contrastó con el romance muy público de la pareja, a la que se le vio viajando por el mundo mientras los paparazzi los perseguían por Francia, Jordania y Egipto.

Han surgido dudas sobre la longevidad del repentino matrimonio y si Bruni, cuyas fotografías semidesnudas han sido ampliamente desplegadas en la prensa francesa, podrá ser una primera dama adecuada en un país donde la conducta de la misma tiene una gran importancia.

Sin embargo, ella responde con una sola palabra a las personas que piensan que la boda llegó demasiado pronto: ''Equivocados entre Nicolás y yo no fue rápido, fue de inmediato'', publicó L'Express, citando a la modelo y cantante.

Bruni jamás ha ocultado sus relaciones anteriores con hombres ricos y famosos, como Donald Trump o Mick Jagger. Sin embargo, sugirió que Sarkozy ha sido diferente a los otros.

''Pareciera que cuando estoy con él, no puede pasar nada malo. Con él, toda esa ansiedad que he sentido desde mi niñez desaparece'', afirmó Bruni.

La flamante primera dama de Francia dijo que se siente cómoda con el valor de Sarkozy, a quien considera protector y paternal ''Me gusta estar con él más que nada'', agregó.

El presidente, que fue elegido en mayo, ha atestiguado un derrumbe espectacular de su popularidad en las encuestas. Sus críticos consideran que esta baja de popularidad se debe en parte por la manera como Bruni y él exhibieron sus relaciones amorosas. Ahora la pareja se ha mantenido al margen desde su boda.

Ahora ve
No te pierdas