Piden anular pena de muerte durante JO

Amnistía Internacional pidió a China suprimir el castigo en el año de las Olimpiadas; grupos internacionales estiman que en el país se ejecutan entre 5,000 y 12,000 personas al año.
Los conflictos en el Tíbet podrían afectar el desarrollo de
PEKÍN (CNN) -

Amnistía Internacional y otros grupos de derechos humanos instaron a China para que deje sin efecto la pena de muerte en el año de sus Olimpiadas, sumándose de ese modo a otras campañas de presión política que apuntan a los Juegos de Verano de Pekín.

China no hace públicas sus estadísticas en el tema, pero grupos internacionales estiman que el país ejecuta entre 5,000 y 12,000 personas por año, muchas más que en cualquier otro lugar del mundo.

En una carta enviada el miércoles al parlamento nacional de China, la Coalición Mundial Contra la Pena de Muerte -con sede en Francia- pidió a Pekín que "tome medidas concretas" para terminar con las ejecuciones judiciales, incluyendo las moratorias.

"Un legado positivo para las Olimpiadas de Pekín sólo se lograr si el récord mundial de ejecuciones que tiene China llega a su fin", expresó la coalición en una carta abierta al Congreso Nacional chino, que mantendrá su sesión anual en marzo.

Las decenas de grupos europeos, asiáticos y estadounidenses que respaldan la carta abierta incluyen a la Asociación de Abogados de Defensa Criminal de Estados Unidos y a la Reforma Penal Internacional, según una copia de la misiva publicada en el sitio de internet de la Coalición Mundial (www.worldcoalition.org).

Es poco probable que la petición surta efecto rápidamente en China, país que enfrenta una ola de campañas internacionales que usan a las Olimpiadas para presionarlo por su política acerca de los derechos humanos, su rol en el conflicto de la región sudanesa de Darfur, Myanmar y el Tíbet.

China ha insistido en que quiere que los Juegos se mantengan fuera de disputas políticas y también que se volvió más cuidadosa al aplicar la pena de muerte.

El año pasado, la Corte Suprema del Pueblo obtuvo nuevamente su poder de aprobación final de penas de muerte, al cual había renunciado a manos de las altas cortes provinciales durante una campaña de lucha contra el crimen en la década de 1980.

Los medios chinos informaron que el número de personas sentenciadas a muerte por las cortes del país oriental cayó considerablemente en el 2007.

De todas maneras, la Coalición Mundial dijo que sólo sería posible evaluar las reformas si China hacía públicas sus estadísticas de ejecuciones.

Ahora ve
No te pierdas