Maradona se avergüenza de veto a altitud

El astro argentino calificó como ridículo el veto de la FIFA al futbol en escenarios a gran alt una resolución del organismo prohíbe jugar en ciudades a más de 2,750 metros sobre el mar.
Maradona dijo que a un pueblo no se le puede prohibir jugar
LA PAZ (AP) -

El ex astro argentino de fútbol, Diego Armando Maradona, calificó como "ridículo y vergonzoso" al "veto" de la FIFA al fútbol internacional en escenarios a gran altitud sobre el nivel del mar, informaron el lunes medios locales.

Maradona criticó duramente tanto al presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, como al titular de la Confederación Sudamericana de Fútbol, el paraguayo Nicolás Léoz, al iniciar una muy publicitada visita a La Paz como invitado de honor de un festival benéfico.

"A un pueblo no se le puede negar jugar en su pueblo, en su tierra", dijo el astro argentino el domingo en la noche, tras ser recibido en el palacio de gobierno por el presidente Evo Morales, a pocos minutos de su arribo a La Paz.

Maradona y Morales tienen previsto jugar más tarde el lunes un partido de fútbol en el estadio Hernando Siles, programado en principio a beneficio de casi medio millón de bolivianos damnificados por recientes inundaciones y destinado a convertirse en protesta contra la FIFA.

El órgano rector del fútbol mundial ratificó la semana pasada una resolución que prohíbe el fútbol internacional en ciudades a más de 2,750 metros sobre el nivel del mar, a menos que los visitantes tengan una larga adaptación a la altitud.

La Paz y otras tres ciudades bolivianas, así como urbes de Colombia, Ecuador, México y Perú resultaron afectadas por esa medida, objeto de varias marchas y contramarchas de dirigentes deportivos regionales y mundiales, incluida una campaña del mismo Morales, en el último año.

"La medida es ridícula porque se quiere sacar a Bolivia a jugar fuera de su tierra. Eso es vergonzoso, lo aprobaron quienes nunca corrieron tras una pelota, es político", dijo Maradona tras recibir una distinción del Gobierno boliviano, según informaron radios locales.

El capitán de la selección argentina de fútbol que ganó el campeonato mundial de 1986 condenó "la mano negra de Blatter" y el hecho de que Léoz "extrañamente justo se enferme" y no haya asistido a la reunión del comité ejecutivo de la FIFA en la que se ratificó la restricción al fútbol en altitud.

Relievó en cambio la actuación del presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, Julio Grondona, de quien dijo que "dio la cara" por los países sudamericanos afectados por la medida.

Según Maradona, potencias mundiales como Argentina y Brasil no deberían poner objeciones a jugar contra Bolivia en la altitud de La Paz, a 3,600 metros sobre el nivel del mar, porque tienen gran cantidad de jugadores de primer nivel.

"Dios le dio a Brasil Río de Janeiro, a nosotros (los argentinos) el Obelisco, a Bolivia le dio La Paz. ¿Queremos cambiar la geografía? Aparte, jugar con la pasión de la gente, no, no se juega, eso es lo que más bronca me da", afirmó.

"De verdad no creo que (astros argentinos como) Messi o Agüero (ni los brasileños) Ronaldinho y Robinho tengan miedo de jugar acá", agregó Maradona.

El presidente Morales llamó el domingo a la solidaridad regional para resistir el veto de al FIFA y diarios locales informaron que Chile ha decidido jugar en La Paz su próximo partido de eliminatoria mundialista contra Bolivia, previsto para el 15 de junio.

Ahora ve
No te pierdas