México exporta actrices a EU

Ana Serradilla, Ana Claudia Talancón y Martha Higareda han encontrado oportunidades fuera; la fuga de talento obliga a productores nacionales a aceptar a extranjeros para sus produccione
La mexicana Martha Higareda también emigró a EU (Notimex).  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Ana Serradilla, Ana Claudia Talancón, Martha Higareda y Julieta Rosen son algunas de las famosas mexicanas que han emigrado al extranjero en busca de oportunidades de trabajo más atractivas que las que les ofrecen en este país.

Esta situación ha dejado el campo libre a jóvenes promesas de otros países, quienes en su afán también por destacar en el medio artístico llegan a esta nación con la esperanza de hallar un lugar en alguna producción, sitio que finalmente encuentran.

Ana Serradilla, luego de protagonizar algunos melodramas y películas en México, decidió probar suerte en Estados Unidos. Su talento y tenacidad le abrieron las puertas en la serie de éxito "Esposas desesperadas".

"Al norte del corazón" y "Señora" fueron las telenovelas con las que Ana Claudia Talancón inició hace más de una década su carrera actoral en este país. Pero fue con la película "El crimen del padre Amaro" con la que llamó la atención de algunos cineastas.

Este 2008 el sueño de Talancón se hizo realidad con la película "Una llamada perdida", dirigida por Edward Burns. Con esta producción su carrera sigue en ascenso en la Unión Americana, en donde pretende consolidarse como su compatriota Salma Hayek, quien tras un largo esfuerzo ahora es reconocida como actriz, productora y empresaria.

En su momento Julieta Rosen decidió mudarse también al vecino país del norte, en donde ha logrado incorporarse en producciones de televisión como "Esposas desesperadas" y algunas telenovelas.

Martha Higareda, Diego Luna, Kate del Castillo, Gael García y José María Yazpik también forman parte de esta nueva generación de actores que ha dejado su país con el deseo de sobresalir en el mundo de la actuación en otros niveles.

Esta fuga de talentos ha propiciado que las producciones mexicanas hayan abierto más sus puertas a nuevos actores de otros países que buscan madurar en la farándula y, por supuesto, obtener fama.

Productores como Salvador Mejía han brindado oportunidad a galanes extranjeros como César Evora, cuyo porte, personalidad y talento lo convirtieron rápidamente en el sueño de muchas mujeres, gracias a los melodramas.

Mejía ha reconocido que hacen falta galanes en las telenovelas: "No sé por qué, pero en los últimos años nos hemos enfrentado a este problema, por eso muchas veces le apostamos al talento que viene de otras partes de Latinoamérica.

"Creo que hace falta crear una generación de nuevos galanes", añadió el artífice de historias de éxito como "Fuego en la sangre", "Mariana de la noche" y "La esposa virgen", entre otras.

En lo anterior coincide Carla Estrada: "Creo que hay que darle oportunidad a los jóvenes con talento, pues de ahí vendrán los que pueden llenar los zapatos de lo que es el galán mexicano, porque ahora ya no sólo se necesita una cara bonita, sino una persona comprometida y con inteligencia".

Martín Luna, director general de Estudios Azteca, puntualizó por su parte que la creciente fuga de talentos ha orillado a las televisoras a buscar en otros países actores que cubran el perfil para hacer historias en México.

Por esta razón, la mayoría ha decidido no sólo apoyar el talento extranjero, como el de Diego Olivera o Margarita Gralia, sino también crear un semillero de nuevos valores como lo han hecho con Yahir y Víctor García.

Ahora ve
No te pierdas