Kate Moss compra taxi y circula mejor

La modelo británica se hizo de un vehículo color negro para obtener mayor comodidad y discreció Moss pagó 70 mil dólares por el emblemático automóvil con tal de librarse del tráfico londinens
La cantante quiere pasar desapercibida al volante de un taxi  (Foto: )
LONDRES (Notimex) -

La modelo británica Kate Moss compró un taxi londinense color negro, que le proporcionará comodidad y discreción, aunque deberá pagar un impuesto extra de circulación y se regirá bajo las mismas normas que los conductores ordinarios.

Moss pagó 70 mil dólares por el emblemático vehículo, con la intención de librarse del tráfico habitual; sin embargo, tendrá prohibido circular en el carril destinado a autobuses y taxis, pues deberá regirse bajo las normas que los conductores ordinarios.

Tampoco se librará de una tasa extra de circulación de ocho libras diarias (unos 16 dólares), la cual deben pagar todos los automovilistas por acceder al centro de Londres, publicó el diario dominical "Mail on Sunday".

Moss, al parecer no le dio mucha importancia a este tipo de situaciones, pues desde la semana pasada se puso al volante como chofer de sus amigos, entre ellos, Fran Cutler, a quien llevó desde un bar en Kensal Green, norte de Londres, hasta su casa.

"Kate estaba tan entusiasmada. Disfrutó como un niño en una tienda de caramelos", manifestó un testigo cercano a la modelo, quien ahora se integra a la lista de famosos que han adquirido uno de los 20 mil taxis negros que circulan en la ciudad.

En 2003, el actor y gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, se hizo de uno de estos taxis típicos, incluso, pagó para que un barco transportara el vehículo a Estados Unidos.

El cineasta estadounidense Stanley Kubrick, fue visto muy a menudo al volante de un taxi negro cerca de su casa en el condado de Hertfordshire, norte de Londres.

De igual manera, el actor británico Stephen Fry hace años tenía la costumbre de conducir su taxi personal en color negro, para no pagar estacionamiento.

Los vendedores de este tipo de vehículos consideran que el atractivo que ven las celebridades, consiste en que les proporciona intimidad y discreción.

El empleado de la empresa automotriz "Mann & Overton", Ian Butcher, manifestó: "Algunos famosos quieren una oficina rodante que sea más anónima que un Rolls-Royce con chofer".

Ahora ve
No te pierdas