Pavarotti cantó con “play-back”

Durante las Olimpiadas de Invierno de 2006 el tenor “fingió” cantar y la orquesta fingió tocar; el mítico cantante italiano ya sufría los efectos del cáncer de páncreas que lo mató en 2007
Magiera, el director que trabajaba con Pavarotti, hizo las r  (Foto: )
ROMA (AP) -

El director que condujo a Luciano Pavarotti en la ceremonia de apertura de las Olimpiadas de Invierno de Turín en 2006 reveló que el célebre tenor estaba doblando durante su actuación, por estar entonces demasiado enfermo.

El apoderado del extinto cantante dijo que el fuerte frío reinante hizo imposible una actuación en vivo.

Leone Magiera, que trabajó con Pavarotti durante años, dijo en un libro recientemente publicado que la impresionante interpretación de ''Nessum Dorma'' fue pregrabada porque ''habría sido demasiado peligroso para él ofrecer una actuación en vivo en esas condiciones físicas''.

Magiera señaló que el tenor ya estaba sufriendo de fuertes dolores meses antes de que se le diagnosticara cáncer pancreático en el verano de 2006. Pavarotti murió en septiembre del 2007 a los 71 años de edad.

''La orquesta fingió estar tocando, yo fingí estar conduciendo y Luciano fingió estar cantando'', confiesa Magiera en el libro ''Pavarotti Visto Da Vicino'', publicado el mes pasado. ''Salió hermosamente bien, nadie se dio cuenta''.

Magiera escribe que lo que el público escuchó esa noche en Turín lo grabó Pavarotti en un estudio en su ciudad, Modena, unos pocos días antes. La orquesta había grabado su parte por separado.

''Su voz estaba casi intacta'', recuerda Magiera en el libro, publicado por la editorial Ricordi. ''Él encontró la fuerza para repetir el aria hasta que se sintió completamente satisfecho. Entonces, se dejó caer en su silla de ruedas y cerró los ojos, exhausto''.

El ex apoderado de Pavarotti, Terri Robson, dijo en un mensaje electrónico a la agencia de noticias The Associated Press, que la decisión de hacer el doblaje se tomó a causa del frío extremo durante el evento.

 

 

Ahora ve
No te pierdas