La crueldad de Abu Ghraib al cine

“Standard Operating Procedure” es el filme que cuenta las torturas de soldados de EU en Irak; es la última obra de Errol Morris, ganador de un Oscar por un documental sobre la guerra de Vie
La película se estrenó en el festival de Tribeca en Nueva Yo
LOS ÁNGELES (CNN) -

El nuevo filme de Errol Morris sobre las torturas y humillaciones que plagaron la prisión de Abu Ghraib en Irak plantea preguntas que no se pueden responder fácilmente -¿Por qué la gente común hace cosas malignas y se puede creer en las fotografías que uno ve?.

Para el realizador de documentales, ganador del Oscar, estas son preguntas que han dominado su vida durante dos años.

El resultado es su película sobre el escándalo en la prisión, "Standard Operating Procedure," que debutó el jueves en el Festival de Cine de Tribeca en Nueva York.

La película comenzará a ser exhibida en los cines de Estados Unidos esta semana, pero Morris cree que podría tener un problema en sus manos.

"Esta es una historia que debía contar, pero no creo que cualquiera vaya a verla," dijo a Reuters.

De hecho, las películas sobre la guerra en Irak han fracasado en la taquilla de Estados Unidos. El año pasado, "In the Valley of Elah" recaudó poco menos de 7 millones de dólares. "Stop-Loss," que aún está en pantalla, ha reunido cerca de 11 millones de dólares.

Sin embargo, los documentales sobre la guerra, como el ganador del Oscar "Taxi to the Dark Side," han sido grandes éxitos. "Standard Operating Procedure" recibió a comienzos de año el segundo premio del jurado en el Festival de Cine de Berlín.

Morris, quien ganó el Oscar por su documental "Fog of War" -que trata sobre cómo el secretario de Defensa Robert McNamara llegó al país a la guerra de Vietnam-, también ha escrito un libro sobre Abu Ghraib junto a Philip Gourevitch.

El realizador tiene miles de fotos para publicar en internet. Muchas, afirma, son más horrendas que las que conmovieron al mundo en el 2004.

Las imágenes son imborrables: un hombre desnudo atado con una correa que es sostenida por una soldado sonriente de 20 años, un hombre desnudo con pantis en su cabeza atado a su cama y siete prisioneros iraquíes desnudos y formando una pirámide humana.

Morris sostiene que las torturas y humillaciones aplicadas a los iraquíes en Abu Ghraib fueron procedimientos habituales ordenados por los jefes militares y cuya ejecución fue encargada a individuos de bajo rango.

Su película cuenta las historias de cinco soldados de bajo rango que fueron juzgados por crímenes en Abu Ghraib, entre ellos Lynndie England, la mujer que sostenía la correa. Ella fue sentenciada a tres años en prisión en septiembre del 2005.

Ahora ve
No te pierdas