Norcorea: en paz con China y la antorcha

Un "espectáculo sorprendete" recibió al fuego olímpico en el empobrecido país asiático; las medidas de seguridad fueron casi innecesarias, pues China es su principal benefactor.
Norcorea ha sido uno de los pocos destinos que casi no ha te  (Foto: )
SEUL (CNN) -

Grupos de norcoreanos flamearon banderas, flores de plástico y bailaron en las calles de Pyongyang, para dar la bienvenida a la antorcha olímpica el lunes después de que el empobrecido país le había prometido a China, su principal benefactor, un espectáculo "sorprendente."

La antorcha comenzó su viaje de dos días en la dividida península coreana el domingo, donde un acto frenético y por momentos violento de miles de estudiantes chinos a favor de Pekín en la capital de Corea del Sur desató malestar entre muchos residentes de Seúl.

El relevo mundial de la antorcha previo a los Juegos Olímpicos provocó protestas contra China por su manejo de los derechos humanos en el Tíbet, al igual que actos patrióticos de chinos que critican a Occidente por demonizar a Pekín.

Casi no hubo necesidad de imponer medidas de seguridad en Corea del Norte, un Estado en donde según grupos de derechos humanos se mata a los prisioneros en público con escuadrones de fusilamiento para intimidar a las masas.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-il, no asistió a los festejos, pero decenas de miles de ciudadanos se vistieron con sus mejores ropas para celebrar mientras la antorcha hacía su paso por el país, de acuerdo a imágenes de video tomadas por Pyongyang.

Otras imágenes mostraron a soldados tocando música militar, mujeres en vestidos tradicionales y hombres en trajes oscuros bailando, niñas andando en bicicletas y cientos de norcoreanos exhibiendo patadas de taekwondo al unísono.

Corea del Norte, que según Estados Unidos y otros países tiene uno de los peores desempeños en materia de derechos humanos, no permite manifestaciones que molesten a los líderes de Pyongyang. Grupos de derechos humanos dijeron que el Estado encarcela o ejecuta a cualquiera que comete un exceso.

Las imágenes de Pyongyang mostraron un fuerte contraste con los eventos de la antorcha en Londres, París y San Francisco, donde manifestantes agredieron a los participantes y protestaron contra la represión china en el Tíbet.

LLAMA EN MONTE EVEREST

Mientras tanto, una llama olímpica especial llegó el lunes a un refugio del Monte Everest, antes de ascender hasta la cumbre de la montaña más alta del mundo. Pero los funcionarios chinos mantuvieron en secreto el progreso de la antorcha, o antorchas, como parece ser el caso.

"Puedo confirmar que la linterna con la llama está en manos de los alpinistas, pero no puedo decir si hay escaladores en la montaña," dijo Shao Shiwei, subdirector del departamento de prensa del Comité Organizador de los Juegos de Pekín.

"No hay una única llama, hay muchas llamas (...) Hay muchas llamas de apoyo y no nos dijeron cuál de todas va a llegar a la cima. Estamos trabajando con prudencia porque nos está mirando todo el mundo."

China autorizó a 11 periodistas extranjeros a acompañar la procesión de la llama especial.

CONTRA EL DALAI

China ha acusado al Dalai Lama de fomentar el malestar y dijo que él y su Gobierno en el exilio en India quieren arruinar los Juegos de agosto, acusaciones que el líder espiritual rechaza.

Algunos políticos occidentales pidieron a los líderes mundiales que boicoteen la ceremonia de apertura de los Juegos, entre ellos el arzobispo ganador del Premio Nobel de la Paz Desmond Tutu.

"Los líderes del mundo libre, por Dios, no asistan a la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos hasta que esté claro que (los chinos) hablan en serio y que van a frenar la violencia contra los tibetanos," dijo Tutu en un acto a favor del Tíbet en Ciudad del Cabo.

Previamente este mes, el Parlamento europeo también instó a los líderes de la UE a que boicoteen la ceremonia de apertura a menos que China inicie negociaciones con el Dalai Lama.

Aparentemente cediendo ante la presión internacional, Pekín dijo el viernes que iba a mantener conversaciones con enviados del Dalai Lama.

Un funcionario de la aislada Corea del Norte, que raramente realiza eventos internacionales, fue citado por Xinhua diciendo que la carrera de la antorcha iba a "sorprender al mundo."

La antorcha recorrió una ruta de 20 kilómetros pasando monumentos en homenaje al fundador del país, Kim Il-sung, su hijo, el actual gobernante Kim Jong-il y la ideología detrás de la única dinastía comunista de Asia.

En Corea del Sur, los diarios se mostraron críticos de la violencia protagonizada por un pequeño grupo de los estudiantes chinos que asistieron a la visita de la antorcha. Pero las manifestaciones fueron en gran medida pacíficas.

Miles de estudiantes chinos llegaron en ómnibus desde todas partes de Corea del Sur con banderas, camisetas y carteles gritando consignas a favor de Pekín mientras la antorcha hacía su paso por Seúl. Muchos surcoreanos desviaban la mirada.

Algunos comentarios enviados a través de Internet dijeron que la exhibición a favor de Pekín fue de mal gusto, no transmitió ningún mensaje de paz y arruinó el entusiasmo por los Juegos Olímpicos.

La antorcha ahora pasará por Vietnam y luego por Hong Kong.

Ahora ve
No te pierdas