España sacude a Italia en la Eurocopa

La "Forza Azzurra" cayó 4-2 en un partido sin goles que finalmente se definió en los penales; el equipo de Luis Aragonés está ahora en la fase de semifinales, donde se medirá con Austria.
El jugador italiano Antonio Di Natale llora tras fallar uno

España venció el domingo 4-2 a Italia en una definición con remates desde el punto del penal y avanzó a la semi-finales de la Eurocopa 2008, después de que ambos equipos terminaran igualados sin goles al cabo de 120 minutos de fútbol en Viena.

El arquero español Iker Casillas atajó los disparos de los italianos Daniele De Rossi y Antonio Di Natale, antes de que Cesc Fabregas sellara con un preciso tiro junto a un palo la clasificación del equipo ibérico.

Ahora, los dirigidos por Luis Aragonés enfrentarán a Rusia el próximo jueves también en la capital austríaca, por una plaza en la final del domingo.

"Los penales son siempre una lotería y ya era hora de que ganáramos una, lo merecemos," celebró Casillas, el héroe de la jornada en el conjunto español.

"Es importante porque hace mucho que nuestro equipo no avanza más allá de unos cuartos de final," agregó, después del triunfo sobre los campeones del mundo.

España fue el principal animador del encuentro, pero sólo pudo crear un puñado de ocasiones de gol ante una compacta defensa italiana.

El partido se transformó en un duelo cerrado y sumamente táctico a medida que corrían los minutos y el marcador permanecía en blanco en un colmado estadio Ernst Happel, con capacidad para unas 50.000 personas.

Tras una ardua batalla que se extendió hasta el tiempo extra y la definición por penales, España pudo convertirse en el único ganador de grupo que llega a la instancia de los cuatro mejores, después de que Portugal, Croacia y Holanda quedaran eliminados.

Es la primera vez que la "Roja" llega a las semifinales de un certamen importante desde que avanzó hasta la final del Campeonato Europeo en 1984.

"Estoy encantado con esta victoria," exclamó Aragonés en una conferencia de prensa.

"Pero no hemos hecho más que ganar una pequeña batalla (...) Ahora tenemos una posibilidad de llegar hasta la final y el plantel está convencido de que puede ganar (el título)," agregó el experimentado DT, de 69 años.

Aragonés también dijo que su equipo mereció la victoria, aunque reconoció que no se jugó bien.

Control del balón

Como era de esperarse, España tomó rápidamente el control de la pelota, aunque el arquero "azzurro" Gianluigi Buffon fue exigido en serio por primera vez a los 25 minutos, con un tiro libre rasante de David Villa.

Luego, David Silva arañó en dos oportunidades la apertura del marcador para España, con disparos que se perdieron muy cerca del arco rival.

El conjunto italiano logró redescubrir en este partido su tradicional solidez defensiva, tras un irregular comienzo de torneo, aunque no tuvo explosión a la hora de atacar, pese a los intentos -aislados- de Antonio Cassano, De Rossi y el apagado goleador Luca Toni.

Fue el sustituto Mauro Camoranesi quien generó la mejor ocasión de gol para el equipo que dirige Roberto Donadoni, cuando empalmó desde corta distancia un furibundo remate que fue brillantemente contenido por Casillas con sus pies, ya promediando la segunda etapa.

España volvió a llegar con claridad nueve minutos antes de que se cumpliera el tiempo reglamentario de juego, con un gran disparo desde lejos de Marcos Senna que Buffon manoteó con lo justo para evitar la caída de su valla.

Ningún conjunto pudo quebrar el cero y entonces el partido se convirtió en el tercero de los cuartos de final que avanza a un período complementario.

El movedizo Silva estuvo nuevamente cerca de anotar con otro vigoroso disparo, antes de que el guardameta Casillas salvara con la punta de los dedos un tiro del italiano Di Natale y mantuviera vivas las esperanzas de su equipo de llegar a las semifinales.

De todos modos, en los minutos finales ambos conjuntos adoptaron una postura bastante conservadora, esperando que fueran los penales los encargados de resolver el destino de uno y otro en la competencia.

"Estoy orgulloso de mi equipo, orgulloso del fútbol que logró desplegar," manifestó Donadoni, cuyo futuro como técnico "azzurro" quedó ahora bajo signos de interrogación.

"Los jugadores ya no tenían energías sobre el final, pero creo que pueden irse de aquí con la cabeza en alto, porque han dado todo," agregó.

No bien terminó el partido, el presidente de la Federación Italiana de Fútbol, Giancarlo Abete, adelantó que esa entidad analizará en los próximos días la continuidad de Donadoni en el cargo tras la eliminación del equipo.

 

Ahora ve
No te pierdas