Mujeres con velo islámico en Pekín 2008

Atletas musulmanas han vencido los estereotipos y participan en las competencias con el atuendo las deportistas aseguran sentirse orgullosas y esperan ser “un símbolo” para otras mujeres.
La esgrimista egipcia Shaimaa El Gammal ha participado 3 vec
PEKÍN (CNN) -

Las mujeres de Roqaya Al Ghasara, en Bahréin, están tan orgullosas de su pionera velocista en los Juegos que algunas se juntaron para diseñar y coser una serie de velos aerodinámicos hechos a medida para que corriera.

La esgrimista egipcia Shaimaa El Gammal, que participa por tercera vez en Juegos, usará su vestimenta islámica en Pekín por primera vez. Dice que es un signo de que llegó a la mayoría de edad y que se siente más fortalecida que nunca.

En los Juegos de Pekín hay un considerable grupo de atletas cubiertas con velo, determinadas a evitar las ofensas de los musulmanes devotos a su regreso a casa.

Dos de ellas, Al Ghasara y la remera iraní Homa Hosseini recibieron el honor de llevar las banderas de sus países en el desfile de la ceremonia de apertura.

La vestimenta islámica "nunca ha sido un problema para mí. En Bahréin uno crece con ella," dijo Al Ghasara, luciendo una gorra blanca con visera sobre la tela que le cubre cabello y cuello. Su holgado traje de corredora expone sólo su cara y sus manos.

"Cada vez hay más mujeres practicando deportes de países como Qatar o Kuwait. Se puede elegir usar (la vestimenta) o no. Para mí es liberador," agregó Al Ghasara, cuyo velo de corredora viene en rojo o blanco, los colores de Bahréin.

Desde que aparecieron unas décadas atrás, los velos siempre atrajeron las miradas en los Juegos.

Este año, en un hecho sin precedentes, una media docena de atletas de Egipto, tres iraníes, una afgana y una de Yemen competirán con sus cabezas cubiertas como Al Ghasara. Dicen que quieren inspirar a otras mujeres en sus países a romper con los estereotipos musulmanes.

“Simbólico”

"La gente nos ve con los pañuelos y piensa que montamos camellos. Pero la mujer musulmana puede hacer todo lo que quiera," dijo El Gammal, una joven de 28 años cuya hermana también competirá vistiendo el velo islámico.

"Cuando practico esgrima estoy orgullosa de ser musulmana. Es muy simbólico para las mujeres en mi país," comentó El Gammal a Reuters.

La Villa Olímpica en Pekín ha dispuesto comida preparada con animales faenados según la ley musulmana para los cientos de musulmanes que se alojan allí, pero sólo tiene una mezquita para hombres, a pesar del número de mujeres de países como Túnez, Irán y Pakistán.

Mientras Arabia Saudita y Brunéi no permiten a las mujeres practicar deportes de forma oficial, naciones del golfo como Emiratos Arabes Unidos y Omán han enviado atletas femeninas a los Juegos este año por primera vez.

Las mujeres iraníes todavía enfrentan restricciones pero tres de ellas, con pañuelos en la cabeza, competirán en remo, taekwondo y tiro con arco.

Afganistán, donde el burka -traje musulmán que cubre toda la cabeza y tiene una tela fina a la altura de los ojos- era obligatorio bajo las reglas talibanes, tiene a la velocista Robina Muqimyar que correrá los 100 metros con su velo.

Al Ghasara, de 25 años, fue la primera atleta de Bahréin en alcanzar el oro en un circuito internacional y en ganar la primera medalla femenina en los Juegos del oeste asiático cuando esas competencias permitieron la participación a las mujeres en 2005.

Con estos triunfos, la velocista derribó barreras para las mujeres en el deporte en Bahréin, donde la mayoría todavía se cubre de la cabeza a los pies.

En Pekín, ella tiene la esperanza de ayudar a terminar con la percepción de muchos occidentales que piensan que el velo está vinculado a una represión.

"Tenemos mujeres que son embajadoras, doctoras, pilotos," dijo la corredora, quien reza diariamente en su habitación de la Villa Olímpica y tiene debilidad por el esmalte de uñas rojo y las compras.

"No he sido criticada en casa, y en los Juegos la raza o la religión son irrelevantes, todos estamos acá para hacer deportes," aseguró.

 

Ahora ve
No te pierdas