Yahel Castillo, fuera del podio olímpico

El clavadista mexicano falló en su tercera ejecución, que a la postre lo ubicó en el séptimo pu la primera posición en la especialidad de tres metros fue para el chino He Chong.
“Peso la experiencia”, dijo el entrenador de Yael Castillo.
PEKÍN (AP) -

El mexicano Yahel Castillo volvió a tener problemas con el tercer clavado de su rutina y quedó muy lejos del podio al terminar este martes en la séptima posición del trampolín de tres metros de los Juegos Olímpicos.

Castillo se ubicó en el octavo puesto, luego de los primeros dos clavados con una puntuación de 152.45, y cuando se suponía que venía su mejor desempeño al ir elevando los grados de dificultad, el mundo se le vino encima.

En un clavado 205 en B, que es de dos vueltas y media de espalda con un grado tres de dificultad, el mexicano tuvo una pésima entrada al agua. Perdió la vertical y abrió las puntas de los pies antes de finalizar para llevarse un 61.50 que lo dejó fuera de cualquier posibilidad de podio.

''Peso la experiencia. Fue la novatada que dio en los últimos clavados, pero es algo normal”, dijo Jorge Rueda, el entrenador de Castillo. ''El tiene poco, hace un año ni siquiera iba a participar en un evento (local) de tres metros, yo siempre dije que no estaba y que hasta para Londres, pero hace seis, ocho meses dio el brinco de nivel''.

''Lejos de ser un fracaso, creo que hay un gallo para rato'', añadió.

Ese tercer clavado es el mismo que le dio problemas por la mañana, cuando se clasificó cuarto con 504.55 puntos.

''No es fácil cambiarlo, llevo una año apenas trabajando y trabajando, pero no se le da, lo tiene que agarrar'', añadió Rueda. ''Tiene que aprender a distribuir la fuerza del cuerpo, cuando el logre estas dos y media (vueltas) atrás, nadie lo va a parar, pero es con calma y trabajo''.

El último medallista mexicano en clavados fue Fernando Platas, en Sidney 2000.

China, dragón olímpico y económico

Ya tras la debacle, Castillo marcó 84.35 en uno de 3.5 de dificultad y 89.25 en uno de 3.5 grados que lo colocaron noveno y al final vino el mejor clavado de su rutina, el famoso 5355 en posición B que hasta esta noche sólo él ejecutaba en el mundo. Es una ejecución que implica dos y media vueltas en reversa, combinado con dos y medio giros.

Castillo no tuvo una gran ejecución en su especialidad, pero el grado de dificultad le ayudó a sumar 81.90 para acabar con 462.10 unidades.

''Platas no ganó medalla en sus primeros juegos, (Jesús) Mena tampoco, yo les garantizo que este muchacho va a ganar algo en Londres'', concluyó Rueda.

El chino He Chong fue medallista de oro con 572.90 puntos, la plata fue para el canadiense Alexandre Despatie con 536.65 y el bronce para el chino Qin Kai con 530.10.

Ahora ve
No te pierdas