Carolina Herrera: moda contra la crisis

La diseñadora venezolana afincada en NY mostrará nuevos modelos ‘especiales para tiempos difíci el emporio CH expondrá su colección para ‘mujeres independientes’ en la próxima pasarela neoyor
La diseñadora revisa en esta imagen sus creaciones del año p
NUEVA YORK (AP) -

La frivolidad es parte de la moda, dice Carolina Herrera, y como estos no son tiempos para ser frívolo, la famosa diseñadora venezolana pretende atraer a la mujer con una colección más exclusiva que cualquier otra.

"Será una colección muy femenina y muy romántica porque cuando la economía no es tan buena, hay que lograr hacer algo aún más especial", comentó Herrera, en una entrevista en su estudio de Manhattan.

"Hay que atraer a las mujeres que compran tu ropa con algo tan especial que necesiten tenerlo. No puede ser algo para todo el mundo. Tiene que ser algo para que esta mujer que se compra algo en Carolina Herrera se sienta bella," aseguró.

Herrera presentará su colección de primavera 2009 durante la Semana de la Moda en Nueva York que arranca el 5 de septiembre y el ambiente que se vive en su oficina de la Séptima Avenida es intenso, con entrevistas y días llenos de pruebas.

"Es muy excitante", dijo la diseñadora de 69 años, con una sonrisa.

Herrera señaló que las tendencias que vienen son las que resaltarán la individualidad de las mujeres, que, poco a poco, querrán "más creatividad" cuando se visten.

La colección mostrará ropa con detalles y, como siempre, combinará estilos de Carolina Herrera New York, su colección principal, y CH, las boutiques más exclusivas que ella describió "como un estilo de vida" y que incluyen desde moda para mujer y hombre a objetos y accesorios.

"La mujer que lleva Carolina Herrera New York puede mezclarla muy bien con CH. Es perfecto. Se trata de la misma familia", dijo Herrera.

Vestida con su tradicional camisa blanca y unos pantalones azul marino, Herrera no quiso revelar detalles adicionales sobre la colección pero dijo que se ha inspirado en lograr que la mujer "se vea bella, y que se vea cómoda, glamorosa, sofisticada", intuyendo que necesitará comprar algo "diferente" a lo que está acostumbrada.

Herrera recibió hace poco un prestigioso premio otorgado por el Consejo de Diseñadores de Moda de América en honor a su trayectoria profesional, que incluye tres décadas de duro trabajo desde que presentó su primera colección y fundó su propia compañía en 1981.

La venezolana triunfó en la Semana de la Moda del año pasado al presentar ropa de colores vivos y toques de feminidad que fue elogiada por los expertos de la industria. Herrera adornó vestidos con plumas, cuentas azabaches y lentejuelas colocadas en diseños florales, entre otros.

La diseñadora dijo entonces que se inspiró en las acuarelas de Jeremiah Goodman y en las muchas capas necesarias para conseguir el efecto de ese tipo de pintura.

Su estilo elegante y sofisticado encandila a actrices como Renée Zellweger, Penélope Cruz y Mariska Hargitay, de las que habló con admiración.

"Renée lleva mucho tiempo conmigo. Ella lleva muy bien la moda porque sabe perfectamente como moverse cuando lleva un vestido elegante. Tiene un gusto especial y lo crea ella misma. Ella es muy específica y muy chic", explicó.

Herrera, que hizo de Nueva York su casa a principios de los años 80, es artífice de una firma de diseño internacional que incluye moda, vestidos de novia, fragancias y accesorios. Casada con Reinaldo Herrera, editor en la revista "Vanity Fair", y con cuatro hijas, Herrera está considerada una de las mujeres más elegantes del mundo.

En 1987 se lanzó al mercado de las fragancias, con las que ha logrado éxito internacional, con perfumes como Carolina Herrera, 212, Herrera Aqua y 212 Sexy.

Aún así, Herrera no se olvida de sus raíces y dice que Venezuela sigue inspirándola.

"Me inspira mi memoria, me inspira el color del cielo en Venezuela, el verde del (Parque Nacional) El Ávila, muchos detalles, claro", dijo la diseñadora.

Sin embargo, no se obliga a tener esos colores en todas sus creaciones porque "quizás en algunas colecciones funcionan y en otras no, pero en las de primavera-verano muchas veces funcionan por el colorido que hay".

Asegura que la mujer a la que viste es independiente, y no tiene miedo a ser de ser catalogada como elegante, sofisticada y glamorosa.

"La firma Carolina Herrera es todas esas cosas juntas".

 

Ahora ve
No te pierdas